El Senado rechaza pedir al Gobierno una ley contra los malos olores

0
119
Edificio del Senado, Madrid.

Edificio del Senado

Madrid, 28 mar (EFE).- El Senado ha rechazado hoy una moción que pretendía instar al Gobierno a presentar un proyecto de Ley de la calidad odorífera y prevención de la contaminación por malos olores.

La Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado ha rechazado una moción de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea que reclamaba al Ejecutivo la elaboración de una ley en ese sentido para dar respuesta al problema de los malos olores.

«El olor es una reacción sensorial de determinadas células situadas dentro de la cavidad nasal», comienza la iniciativa de este grupo Parlamentario, que ha sido defendida en la Comisión por la senadora Sara Vilá.

A su juicio, los municipios «echan de menos» una legislación en este sentido para atajar el problema de la contaminación odorífera que sufren muchas zonas, y se ha referido en concreto a los malos olores causados por las numerosas granjas porcinas en la provincia de Lérida.

La moción ha sido rechazada con los votos del PP, y la senadora Juan Francisca Pons ha incidido en que los problemas causados por los malos olores y la contaminación odorífera están ya contemplados y regulados en las directivas y normas que regulan la calidad del aire en general.

La senadora Sara Vilá ha observado durante su intervención que la relación entre olor y molestia es difícil de definir porque en algunos casos confluyen factores subjetivos difíciles de evaluar, como por ejemplo el carácter agradable o desagradable del olor o la sensibilidad de cada persona.

Ha advertido además de que se trata de un tipo de contaminación ambiental que, aún en el caso de que los olores no lleguen a ser tóxicos, pueden llegar a provocar malestar, molestias respiratorias, alteraciones psicológicas o afecciones dermatológicas.

La senadora de Unidos Podemos ha recordado que existe ya jurisprudencia que determina que en determinados supuestos las molestias por malos olores pueden llegar a afectar al derecho a la intimidad domiciliaria de las personas.

La moción planteaba además el establecimiento de «un protocolo de proceso participativo para la evaluación de niveles odoríferos relativos a actividades que resulten inmisivos», la definición de mapas de afección y diseñar planes y medidas correctoras».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here