A la armonía del hogar por el feng shui

0
55

feng-shui-bedroom

Esta milenaria disciplina china, basada en las enseñanzas de la doctrina taoísta, favorece la circulación de la energía en los distintos ambientes de la casa, a través de la disposición de los muebles, los colores, los materiales y otros factores que, según las creencias orientales, ejercen influencia en la vida cotidiana, cuenta en occidente cada día con más adeptos. El objetivo del feng shui es crear las condiciones óptimas para el chi, es decir, el aliento vital de energía que influye en la armonía cotidiana de los seres humanos. Para que una vivienda cumpla con los principios del feng shui la disposición de los muebles y objetos dentro de cada espacio, los materiales, los colores, la orientación de las estancias ha de obedecer a las reglas de esta creencia.
El principio básico del feng shui atiende a que cada casa es única y así mismo lo son también quienes la habitan, por tanto no existen reglas fijas que por sí mismas sean aplicables a todos los casos, sino líneas generales que luego se deben adaptar a cada persona y a cada lugar.
Como recomendación general sólo quelos muebles y objetos sean de materiales naturales. Los chinos de la antigüedad consideraban cinco elementos en la naturaleza: agua, tierra, fuego, metal y madera. La recomendación sería entonces procurar que haya en la casa la menor cantidad posible de objetos plásticos y de otros materiales sintéticos. En cuanto a los colores son los tonos claros, que transmiten sensación de paz y serenidad.
Otro criterio importante está dado por la necesidad de vacío y orden. El objetivo es librarse de todas esas cosas y mantener ordenadas las demás. Para el feng shui, esto permite una circulación más fluida y natural del chi, son los tonos claros, que transmiten sensación de paz y serenidad.
El mobiliario se debe disponer de tal manera que sea sencillo circular por cada estancia sin que haya muebles que obstaculicen o dificulten el paso.
No debe haber elementos que no se relacionen con la finalidad del ambiente. Por ejemplo en el dormitorio se desaconseja el televisor, libros, mesas de trabajo, aparatos eléctricos, que generan campos magnéticos negativos no deberían estar nunca en esta estancia tan importante para nuestro descanso. Agua en forma de fuentes o pecera en alguna estancia de la casa como el salón, evitar que las sillas y sofás de la espalda a la puerta de la estancia y jugar con los espejos, sobre todo en espacios estrechos como el recibidor o pasillos que, cree el feng shui, favorece especialmente la circulación de la energía por todo el hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here