Cómo mantener un pelo brillante y sano

0
144

pelosano

Además de los cuidados externos y específicos de lavado y nutrición de nuestro pelo, su calidad está intrínsecamente relacionado con nuestro ritmo de vida y alimentación. Es difícil mantener un pelo sano si estamos sometidos a un continuo estrés. Hemos de saber que el cabello es la continuación del cuero cabelludo y es el encargado de mantener el calor corporal de ésta y le proporciona al cráneo cierta protección contra los golpes.
Cada uno de nosotros dispone de entre 100.000 y 150.000 pelos en el cuero cabelludo, cuando el cabello se vuelve frágil, quebradizo y sin brillo o excesivamente graso y se cae sin una causa aparente es un síntoma de que algo estamos haciendo mal. Para un aspecto saludable del cabello son indispensables una serie de nutrientes: ciertas vitaminas, sales minerales y aminoácidos azufrados, que favorecen la queratinización y, por tanto, la formación de pelo. Para prevenir que esto nos ocurra es necesario saber que entre los nutrientes imprescindibles se hayan las proteínas, los ladrillos de nuestro cuerpo, que se encuentran en las carnes, pescados, huevos, lácteos y combinaciones de cereales con legumbres o frutos secos. El zinc y el hierro son así mismo dos minerales, la deficiencia de zinc afecta al crecimiento del cabello y disminuye tanto el grosor como la longitud. El cabello se queda sin brillo, se vuelve quebradizo y puede llegar a producirse una alopecia. Buenos proveedores son las ostras, nueces, huevos, almejas, anchoas, atún, germen de trigo, bebidas de soja, legumbres, queso, carnes magras, setas.
Los alimentos con mayor contenido en hierro son: vísceras, carnes, pescados y huevos, levadura de cerveza, frutos secos y desecados, cereales integrales, legumbres y verduras de hoja verde, sin olvidar que a vitamina C aumenta la absorción de hierro, (naranja, mandarina, limón, pomelo).

Otros minerales como el azufre que abunda en huevos, leche y derivados, cereales integrales, levadura de cerveza, de yodo que se encuentra sobre todo en pescados y mariscos y una ingesta adecuada de magnesio y calcio ingeridas de manera natural a través de frutos secos, cereales integrales, verduras de hoja verde y un aporte suficiente de calcio consumiendo leche y derivados lácteos pueden devolver la salud a nuestro cabello en poco tiempo. Si además, completamos una dieta equilibrada con la práctica de ejercicio moderado y una vida sana en general, salvo la existencia de alguna patología, nuestro pelo ganará rápidamente en salud y belleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here