El Museo Balenciaga presenta en Madrid parte del vestidor de Rachel L.Mellon

0
289
Abrigo de noche en tafetán de seda (1935). Balenciaga
Conjunto de cóctel en seda (1965). Balenciaga. Museo Cristóbal Balenciaga, Guetaría (Guipúzcoa

EFE.- El Museo Cristóbal Balenciaga ha presentado en Madrid tres de los diseños que Balenciaga creó para Rachel L. Mellon, amiga personal y una de sus mejores clientas, a la que el museo de Getaria (Guipúzcoa) dedicará una exposición el próximo 26 de mayo, con 150 piezas de las 660 que tenía del modisto.

 

Un vestido de noche con flores de organza, un conjunto de cóctel azul, y el abrigo que Rachel L.Mellon (1910-2014), nieta del inventor de la fórmula de Listerine e hija del presidente de Gillete, lució en el funeral de Martin Luther King, el 9 de abril de 1968.

«Estos diseños nos hacen ver lo especial que era Mellon como clienta», ha explicado Igor Uria, director de Colecciones del Museo Cristóbal Balenciaga, quien ha resaltado que la muestra es un «homenaje» a una de las mujeres más relevantes de la alta sociedad estadounidense y que, además, representa «la mayor colección de piezas del diseñador de una misma clienta».

La exposición que se verá en Guetaria, comisariada por Hubert de Givenchy y presentada hoy en el Real Jardín Botánico, reúne alrededor de 150 piezas de indumentaria y documentación original, como facturas de las prendas o correspondencia personal entre Mellon y Balenciaga, lo que, para Eloy Martínez de la Pera, comisario asociado, hace de esta muestra algo «único».

«Hay muchas exposiciones de moda, pero esta tiene un elemento de emoción que no tiene ninguna otra», ha añadido De la Pera, quien ha asegurado que su «calidad» reside en que presenta «las obras del modisto más grande de la historia de la Alta Costura», a través de «una de las más grandes mujeres del siglo XX».

Rachel L. Mellon, más conocida como «Bunny», filántropa y coleccionista de arte, comenzó su relación con Balenciaga en 1956 y la mantuvo hasta el cierre de la casa española en 1968, cuando éste le ofreció a Hubert de Givenchy encargarse de diseñar el vestuario de Mellon quien, antes de fallecer, en 2014, pidió al diseñador francés que donara toda sus prendas al Museo Cristóbal Balenciaga.

Mellon, que coleccionó durante 10 años los diseños de Balenciaga, que atesoraba como obras de arte, cedió a su muerte, para el fondo del museo de Getaria, todo su vestidor confeccionado por el modisto español: 120 trajes para el día, 50 abrigos, 40 vestidos de cóctel, 25 vestidos de noche, 20 deshabillés, 10 conjuntos de jardín, 30 de lencería, 215 pañuelos y 32 tocados y sombreros.

Más de quinientas piezas albergadas por el Museo Cristóbal Balenciaga de las que ahora saldrán a la luz solo 150, que ella lució durante toda su vida social compartida con un selecto grupo de personalidades, entre las que figuraban Jackie Kennedy, la Reina Isabel II de Inglaterra o el Príncipe Carlos y Lady Di.

La exposición, que permanecerá abierta hasta 2018, forma parte de la oferta cultural del País Vasco, según ha explicado durante la presentación, Alfredo Retortillo, consejero de Comercio, Turismo y Consumo del gobierno vasco.

Abrigo de noche en tafetán de seda (1935).  Museo Cristóbal Balenciaga,  Guetaría (Guipúzcoa)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here