Nuevos movimientos tectónicos en los partidos franceses tras el seísmo Macron El que fuera primer ministro, el socialista Manuel Vals, en la cuerda floja respecto a su incorporación al partido de Macron

0
37
Macron y su esposa Brigitte, una historia poco convencional que encandila a Francia.
Macron y su esposa Brigitte, una historia poco convencional que encandila a Francia.

EFE.- La elección de Emmanuel Macron como presidente de Francia produjo hoy nuevos movimientos tectónicos en los partidos, que ven cómo la escena política se recompone a toda velocidad antes de los comicios legislativos, dentro de un mes.

 

Figuras relevantes del Partido Socialista (PS), como el ex primer ministro Manuel Valls, o del Frente Nacional, como la diputada Marion Maréchal Le Pen, han anunciado que cambiarán de aires, mientras otros como el candidato socialista Benoît Hamon darán pasos en solitario para refundar su corriente política.

 

El movimiento creado por Macron para concurrir a las legislativas, La República en Marcha, sembró hoy dudas sobre si aceptará o no a Valls, después de que éste manifestase ayer su intención de integrarse en sus filas como diputado.

 

El responsable de la comisión de investiduras de la formación, Jean-Paul Delevoye, precisó que «a día de hoy» Valls «no cumple el criterio para que se acepte su demanda», ya que no se ha afiliado.

Reiteró que, por el momento, «no es forzosamente oportuno para el movimiento En Marcha integrar esta candidatura. Y al mismo tiempo, hay que analizar la palabra de un primer ministro», en alusión a la ruptura que ha marcado con el Partido Socialista, al considerar que éste «ha muerto».

Valls fue también asaeteado por sus todavía correligionarios socialistas, que recordaron que tiene abierto un expediente disciplinario en el partido después de pedir el voto para Macron.

El primer secretario del PS, Jean-Christophe Cambadélis, explicó que ese procedimiento, iniciado el 6 de abril, debería resolverse en «unos días» o en «unas semanas».

Según su análisis, quien hasta diciembre pasado fue jefe del Gobierno se enfrenta a «un problema muy simple: quiere ir a La República en Marcha y La República en Marcha no lo quiere. Al final va a quedarse sin apoyo».

El movimiento «macronista» tiene previsto anunciar mañana los candidatos que presentará para las 577 circunscripciones electorales que tiene el país, con el objetivo de conseguir una mayoría absoluta que le permita aprobar las reformas que propone el nuevo presidente.

Por ahora las encuestas le dan la victoria en los comicios del 11 y el 18 de junio, aunque lejos de la mayoría absoluta.

 

El partido socialista, tras la marha de Vals, sortea la peor crisis de los últimos años

Sumido en una crisis existencial, el Partido Socialista trata de recomponerse, tras aprobar ayer un programa común que abandona varias de las propuestas estrellas de su exaspirante Hamon, que obtuvo un magro 6 % de los votos en las presidenciales.

Tal vez por esa renuncia a algunos de sus postulados el propio Hamon proclamó hoy que el próximo 1 de julio, tras las legislativas, lanzará un nuevo movimiento para refundar la izquierda, aunque sin abandonar el partido.

«Seguiré defendiendo las ideas que llevaba en mi campaña sobre la ecología o la renta universal, puesto que serán fecundas», resaltó.

Precisamente, el líder de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, tendió hoy la mano a Hamon a unirse a él, aunque le exigió para ello «romper» antes sus vínculos con el Partido Socialista.

Melenchon rompe con el Partido Comunista

Mélenchon será candidato en las legislativas por alguna de las circunscripciones en Marsella, donde terminó como el más votado en la primera vuelta de las presidenciales, con el objetivo de «combatir implacablemente» a Macron.

La Francia Insumisa, la plataforma fundada por el izquierdista, ha roto su alianza de cara a las legislativas con el Partido Comunista Francés (PCF), que ya le dio un apoyo a regañadientes antes de las presidenciales.

El movimiento acusó al secretario nacional del PCF, Pierre Laurent, de «romper las discusiones sobre las candidaturas a las elecciones legislativas», al lanzar su propia campaña de todos sus aspirantes con la etiqueta del partido.

La sobrina de Marie Le Pen abandona temporalmente la política


Y mientras, la ultraderecha trata de sobreponerse al varapalo de una de sus figuras más destacadas, la diputada Marion Maréchal Le Pen, quien el martes anunció que deja la política de forma temporal.

Hoy, su tía y líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, «lamentó» en Twitter esa decisión, aunque aseguró «entenderla como madre», después de que la parlamentaria invocase la necesidad, a sus 27 años, de ocuparse más de su hija. Enrique Rubio. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here