La UE y China frente a Trump en la defensa del Acuerdo de París la eventual salida de Estados Unidos del acuerdo llevaría "años", según el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker,

0
92
Donald Trump
Donald Trump, legalmente no podrá solicitar el abandono del Acuerdo de París hasta 2019. que no sería efectivo hasta un año después

Agencias: La Unión Europea (UE) y China se reivindicaron hoy como firmes defensores del Acuerdo de París, un día después de que Donald Trump anunciara la decisión de retirar a Estados Unidos del pacto contra el cambio climático firmado por 195 países.

En la que según el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, fue «la más exitosa, fructífera y prometedora» cumbre bilateral de la historia, Pekín y Bruselas mostraron una unidad que, según el primer ministro chino, Li Keqiang, «será muy útil para un mundo cada día más inestable».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha confirmado la ruptura de su Gobierno con el Acuerdo de París contra el cambio climático, con el que su predecesor, Barack Obama, se comprometió a finales de 2014, aseguró que los compromisos recogidos en ese «mal acuerdo» perjudican al desarrollo de la economía y a la creación de empleo en su país y solicita  negociar un documento más favorable y «justo» que no altere el desarrollo económico de su país.

Aunque Trump haya anunciado el abandono de Estados Unidos, legalmente no podrá solicitarlo hasta noviembre de 2019 (el convenio internacional entró en vigor el 4 de noviembre de 2016) y no se haría efectivo hasta un año después, en noviembre de 2020. El gesto de Trump sitúa a Estados Unidos junto a Siria y Nicaragua, que tampoco se unieron a un acuerdo del que sí forman parte más de 190 países.

El acuerdo de París que fue ratificado por en la capital francesa en 2015, tiene como objetivo limitar el calentamiento del planeta mediante la reducción del dióxido de carbono y otras emisiones provocadas por la quema de combustibles fósiles. En virtud del pacto, Washington –entonces bajo el mando del expresidente Barack Obama– se comprometió a reducir sus emisiones para 2025 en un rango de entre 26 y 28 por ciento con respecto a los niveles de 2005.

China ratifica su compromiso con el acuerdo

El primer ministro chino, Li Keqiang, aseguró que su país «asume su responsabilidad internacional» y respetará su compromiso con el Acuerdo de París contra el cambio climático. «Nuestras palabras tienen peso y nuestras acciones deben tener éxito», manifestó en rueda de prensa en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, al ser preguntado por su posición ante el Acuerdo de París, que Estados Unidos puede abandonar. Merkel mostró su satisfacción por el compromiso de China y subrayó la importancia de la cooperación entre la UE y la potencia asiática para avanzar en tecnologías limpias.

El primer ministro chino recordó que su país ha tenido un papel activo en el proceso negociador durante los últimos años y fue uno de los primeros en llevar el Acuerdo de París ante el parlamento para su ratificación y en presentar ante Naciones Unidas su plan de acción con las medidas que proyecta implementar, «China es un gran país y asume su responsabilidad internacional», garantizó Li, quien reiteró también el compromiso de su país con la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible.

 

Para la UE la eventual salida de EEUU no afectará al acuerdo

 

La Comisión Europea ha reiterado que el acuerdo internacional contra el cambio climático firmado hace año y medio en París «perdurará» en el tiempo «pase lo que pase», en referencia a la retirada de Estados Unidos. «Pase lo que pase hoy, el Acuerdo de París seguirá adelante, perdurará, porque es nuestro interés compartido luchar por él», ha declarado el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, a través de su perfil oficial en Twitter.

Arias Cañete ha subrayado que el pacto auspiciado por Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático es también «motor de crecimiento» para las economías de los países que lo suscriben, además de ser un instrumento «clave» para proteger el planeta. «Estamos en el lado correcto de la historia», ha enfatizado el comisario español, en línea con lo expresado la víspera por el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Clima, Maros Sefcovic, quien aseguró que la Unión Europea está dispuesta a asumir el liderazgo en este reto y advirtió de que no contemplan un «plan B» a París.

En cualquier caso, la eventual salida de Estados Unidos del acuerdo llevaría «años», tal y como auguró el miércoles el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien añadió que Trump «no conoce los detalles» del pacto suscrito, por lo que piensa que sí es posible una retirada inmediata.

Juncker se refería con esas palabras al artículo 28.1 del Acuerdo de París, que contempla la posibilidad de que una de las partes decida dejar de serlo, pero sujeto a determinadas condiciones. Así, un país podrá solicitar su retirada con una petición escrita que será legalmente efectiva solo un año después de haberla presentado y no podrá presentar dicha solicitación hasta que hayan pasado al menos tres años desde la entrada en vigor del Acuerdo de París.

En la práctica ello implica que aunque Trump anunciara esta semana el abandono de Estados Unidos, legalmente no podrá solicitarlo hasta noviembre de 2019 (el convenio internacional entró en vigor el 4 de noviembre de 2016) y no se haría efectivo hasta un año después, en noviembre de 2020.

La primera ministra británica, Theresa May, manifestó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su decepción por la decisión de abandonar el Acuerdo de París sobre el cambio climático, informó hoy la residencia de Downing Street.

En una conversación telefónica mantenida anoche tras el anuncio de Trump, May le recalcó que el Reino Unido sigue comprometido con el acuerdo firmado en 2015, destinado a reducir los emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here