Cifuentes, cree que sufre una campaña de linchamiento político por comparecencia en comisión de investigación "No se ha querido buscar la verdad sino un linchamiento político cuyo objetivo era yo, para embarrar al Gobierno que presido"

0
101
Según la presidenta, "se ha pretendido" que "se visualizara" hacia el público que ella "es una persona relacionada con la corrupción", cuando su posición siempre ha sido de "tolerancia cero".
Cristina Cifuentes denuncia que «se ha pretendido» que «se visualizara» hacia el público que ella «es una persona relacionada con la corrupción», cuando su posición siempre ha sido de «tolerancia cero».

 

 Cristina Cifuentes, ha comparecido en la comisión de investigación por corrupción de la Asamblea de Madrid, a raíz de la documentación aportada por la OCU,  sobre los contratos de adjudicación de la cafetería del Parlamento en 2009 y 2011 al grupo Arturo Cantoblanco.

Un proceso que podría haberse hecho de forma irregular, según señalan dos informes de la Guardia Civil  que llegó a pedir que acusan a la presidenta regional de prevaricación y cohecho, al considerar la adjudicación relacionada con la financiación irregular del PP.

 

Para la presidenta regional «No se ha querido buscar la verdad -ha denunciado tras contestar a los portavoces de la oposición- sino un linchamiento político cuyo objetivo era yo, para embarrar al Gobierno que presido». Cifuentes ha defendido que «En todo momento actué bajo la ley y jamás influí para que el proceso contractual sea en un sentido u en otro.

Cifuentes  ha recordado que todos los partidos políticos han tenido casos de corrupción y el PP casos graves, pero ha reprochado que se use la posible corrupción «para atacar a un Gobierno honesto que es lo que se ha hecho en esta comisión». «Es mezquino- ha asegurado- que se haya querido manchar una trayectoria honesta. Algunos diputados se han convertido en Torquemadas fallidos para arañar votos, pero el linchamiento verval se ha quedado en nada. Han querido manchar mi trayectoria con la corrupción, pero no lo han conseguido».

 

 

Para Cifuentes no se produjo ninguna  irregularidad en la adjudicación de la cafetería y le resulta «atípico» que, cara a explicar un caso así, comparezcan los políticos antes y no los técnicos.

Y ha defendido la transparencia en el proceso de adjudicación del contrato de la cafetería de la Asamblea que fue «cristalino, transparente» y basado en «informes favorables» de los técnicos que fueron aprobados por «unanimidad». Cifuentes, insistió que su intervención en el comité de expertos que valoró las ofertas para la adjudicación de la cafetería de la Asamblea consistió en dar por buena la valoración del técnico.

El portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, ha interpelado a Cifuentes sobre su pertenencia al comité de expertos y al mismo tiempo a la Mesa de Contratación. Zafra ha apuntado que entendía que Cifuentes estaba en la Mesa de Contratación por delegación del presidente de la Asamblea, pero ha preguntado por qué estaba en el comité de expertos.

Cifuentes ha afirmado que no tenía «interés especifico» en pertenecer a ningún comité de expertos,  que fue la Mesa de la Asamblea, la que tomó la decisión de designarla para el comité de expertos «de manera unánime» y que los motivos para su nombramiento, que requiere la cualificación de sus miembros, es que «comía todos los días en la Asamblea». «Siempre, en ese caso y en todos los demás, que he presidido una mesa de contratación, que he estado en un comité de expertos o que he tenido que participar en un proceso de licitación, siempre me he atenido al criterio técnico, siempre», ha aseverado Cifuentes.

«Mi intervención en el comité de expertos fue dar por buena la valoración y el informe realizado por el técnico, tanto en el año 2009 como en el año 2011», ha agregado. «Cometí el pecado de no valorar, valoró el técnico, yo me limité a asentir y a dar por bueno el criterio del técnico», ha respondido en respuesta a las críticas de Zafra, quien ha asegurado que como miembro del comité de expertos «tenía que valorar, no simplemente sentarse y firmar».

Zafra ha acusado a Cifuentes de «ver, oír y callar», al tiempo que le ha preguntado por qué se decidió dar más puntos a quien tuviera más contratos públicos. A este respecto, Cifuentes ha dicho que se lo podría haber preguntado al técnico si no hubieran «vetado» su comparecencia para llevar a cabo este «linchamiento» contra ella. No obstante, ha señalado que si se hubiera querido favorecer a Arturo Fernández se hubieran primado los contratos privados, ya que tenía más que públicos.

 

En cuanto al informe  de la Guardia Civil, Cifuentes manifestó que «discrepar de algunas valoraciones de un informe» de la Guardia Civil «no significa ni mucho menos denostar o criticar» ese cuerpo. Al contestar a Ramón Espinar de Podemos , Cifuentes ha sostenido que siempre ha defendido a la Guardia Civil y siempre la defenderá al tiempo que recordó que el  informe de la UCO no ha sido considerado ni por la Fiscalía ni por el juez.

«No necesito ni probarlo. Esto que llevo es la insignia de la Guardia Civil, que dieron como madrina de la Primera Zona, que llevo en muchas ocasiones y con mucho orgullo», ha afirmado la presidenta regional, quien ha recordado que, además, es hija de un militar. «Vivo la Guardia Civil y voy a apoyar a la Guardia Civil», ha recalcado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here