Nuet alega ante la juez que no es independentista, sino demócrata El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) "haya cruzado una línea roja" al "prohibir" que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, subiera las escaleras del tribunal para acompañar al secretario de la Mesa Joan Josep Nuet

0
73
El diputado de Catalunya Sí que es Pot es el último miembro de la mesa llamado a declarar como imputado por haber permitido el debate de una moción sobre el referéndum
El diputado de Catalunya Sí que es Pot es el último miembro de la mesa llamado a declarar como imputado por haber permitido el debate de una moción sobre el referéndum

EFE.- El secretario tercero de la Mesa del Parlament, Joan Josep Nuet (CSQP), ha alegado ante la juez que le investiga por permitir que el Parlament debatiera dos resoluciones a favor del referéndum que no es independentista, sino demócrata, y que el reglamento de la cámara le obligaba a facilitar la votación.

 

Según han informado fuentes judiciales, Nuet ha comparecido como investigado durante unos veinte minutos ante la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Maria Eugènia Alegret, en una sesión en la que sólo ha respondido a seis preguntas de su abogado, para afirmar que no desobedeció al Tribunal Constitucional ni tenía intención de hacerlo.

Nuet ha invocado su inviolabilidad para no reconocer la potestad de ningún tribunal para juzgarle por su actividad parlamentaria y, tras subrayar que no cree que vulnerara las resoluciones del Constitucional, ha sostenido que no es independentista, sino demócrata, ante lo que Alegret le ha interrumpido afirmando: «este no es el debate».

El diputado de CSQP ha esgrimido además que como miembro de la Mesa estaba obligado por el reglamento de la cámara a permitir que el pleno votara las dos resoluciones sobre el referéndum, porque únicamente podía valorar su congruencia -si obedecían a lo que se había debatido en el Debate de Política General-, y que, posteriormente, en la votación en el pleno, cuando las analizó desde el punto de vista ideológico, se abstuvo.

Nuet ha llegado al edificio del TSJC minutos antes de las 9.00 de la mañana -hora en la que le había citado Alegret-, arropado por una comitiva de autoridades, encabezada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los otros miembros de la Mesa de la cámara investigados en la misma causa: la presidenta Carme Forcadell, Anna Simó, Lluís Maria Corominas y Ramona Barrufet, todos ellos independentistas y de Junts pel Sí.

Según han informado fuentes judiciales, Nuet únicamente ha respondido ante la juez a seis preguntas de su abogado, Quique Leiva, para dejar claro ante la magistrada que no permitió como independentista, sino como demócrata, que el pleno votara las dos resoluciones durante el Debate Política General del pasado 6 de octubre.

Nuet ha insistido que, debido al principio de inviolabilidad parlamentaria, no reconoce la potestad de ningún tribunal para juzgar la actividad política de un parlamentario.

Además, ha recordado que el artículo 33.1 del Reglamento del Parlament, que regula el funcionamiento del Debate de Política General, impide a los miembros de la Mesa analizar el contenido político de las propuestas de resolución que planteen los grupos, ya que sólo pueden comprobar su congruencia, para determinar si se ajustan a las cuestiones abordadas en el debate parlamentario previo.

Por este motivo, ha aducido que por fuerza tenía que admitir a trámite ambas resoluciones, ya que durante el Debate de Política General se abordó como uno de los principales temas de discusión la promesa del Gobierno catalán de convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

En ese sentido, ha insistido en que su decisión en la Mesa del Parlament no fue por ideológica sino porque se lo imponía el reglamento de la cámara.

Posteriormente, ha precisado, a la hora de votar en el pleno del Parlament ambas resoluciones -una de Junts pel Sí y otra de la CUP- sí que las analizó desde un punto de vista ideológico y optó, junto al grupo de CSQP, por abstenerse.

 

ANC cree que el TSJC cruza la «línea roja» al «impedir» el paso a Forcadell

 

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha criticado hoy que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) «haya cruzado una línea roja» al «prohibir» que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, subiera las escaleras del tribunal para acompañar al secretario de la Mesa Joan Josep Nuet.

Nuet ha declarado ante el TSJC por permitir la votación en la cámara catalana de iniciativas relacionadas con el referéndum independentista, donde ha sido arropado por representantes soberanistas entre los que estaba Forcadell.

El presidente de la ANC ha criticado ante los medios que «los tribunales quieren censurar la libertad de expresión» y que «una vez más han cruzado una línea roja prohibiendo a la presidenta del Parlament subir las escaleras de un edificio público».

«La Presidencia del TSJC ha querido secuestrar el edificio. Denunciamos esta actitud de privatización de los tribunales. Una actitud sectaria que responde al miedo de los tribunales ante la solidaridad ciudadana», ha subrayado.

Por su parte, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha lamentado lo que considera «una nuevo acto de represión del Estado español» y ha asegurado que, como respuesta, «el pueblo catalán manifestará su voluntad en las urnas» el 1 de octubre, fecha prevista para le referéndum independentista.

La presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, Neus Lloveras, ha defendido por su parte que «el mundo municipal siempre estará al lado de las personas injustamente perseguidas» por el proceso soberanista como Nuet o la misma Forcadell.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here