Toledo vuelve a brillar en un Corpus marcado por las altas temperaturas Este año, 25.000 tallos de rosas color rojo carmesí han teñido las calles toledanas, a lo que se suman 2.000 plantas y 4.000 metros de guirnalda de boj

0
117

EFE.- La ciudad de Toledo ha vuelto a brillar en la celebración del Corpus Christi, que ha reunido de nuevo a miles de espectadores en las calles de la ciudad para contemplar el paso de la procesión, a pesar del sofocante calor con temperaturas de 40 grados durante el acto central.

El desfile procesional ha discurrido por las calles engalanadas de la ciudad, sin que se hayan registrado incidencias destacables relacionadas con el calor, en medio del envolvente aroma a incienso, a tomillo, a romero y a otras plantas aromáticas.

Esta fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional, se ha celebrado este año con la provincia de Toledo en alerta naranja, por eso el Ayuntamiento ha repartido 3.500 abanicos en diferentes zonas del casco histórico.

La procesión de este año ha partido hacia las 11:00 horas de la Catedral primada, aunque la Custodia de Arfe no ha salido del recinto hasta las 12:00 horas, y ha llegado a la Plaza de Zocodover hacia las 12:25 horas, en medio de una cerrada ovación de las numerosas personas que la llenaban.

Una vez en Zocodover, la custodia se ha situado bajo el Arco de la Sangre, donde ha hecho su habitual alocución el arzobispo de Toledo y primado de España, Braulio Rodríguez, antes de que impartiera la bendición su antecesor en el cargo y actual arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares.

La alocución del arzobispo Rodríguez la han escuchado, desde los balcones de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y los secretarios de Estado de Cultura, Fernando Benzo, de Educación, Marcial Marín, y de Defensa, Agustín Conde, así como los embajadores de varios países europeos e hispanoamericanos.

En el desfile procesional ha participado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, acompañado de los consejeros de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, y de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, así como la Corporación municipal de Toledo y la Diputación Provincial.

No han podido procesionar la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, aquejada de una dolencia cervical y el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero.

Para la procesión, las calles del casco histórico de Toledo han estado engalanadas con pendones, mantones, tapices, flores y reposteros e impregnadas por el aroma del tomillo y el romero esparcidos por las aceras.

Este año, 25.000 tallos de rosas color rojo carmesí han teñido las calles toledanas, a lo que se suman 2.000 plantas y 4.000 metros de guirnalda de boj.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here