Agatha Ruiz de la Prada transforma en prendas de baño su universo de colores

0
39

EFE.- Agatha Ruiz de la Prada ha presentado esta tarde en Maspalomas (Gran Canaria) una colección que transforma su universo de vivos colores en prendas de baño, sin olvidarse de sus conocidos ‘cupcakes’, donuts, cintas de colores, botones, huevos fritos, patchwork y cremalleras.

La diseñadora madrileña ha exhibido en Gran Canaria Moda Cálida, la principal pasarela del país en moda de baño, su nueva propuesta para la próxima primavera-verano, bajo el título “Crucero 2018”, en la que mantiene sus colores divertidos y frescos.

Su presentación era uno de los momentos más esperados de la edición de este año de Moda Cálida, certamen que cumple su vigésimo aniversario y que esta vez va a dar a conocer las propuestas de 28 diseñadores grancanarios y 17 firmas nacionales e internacionales.

La legión de maniquíes que participa en esta pasarela se ha entallado para la veterana diseñadora prendas “imposibles, propias para tener dulces sueños”, según las describe en su propuesta la propia Ruiz de la Prada, cuyos diseños siguen apostando por telas multicolor, los puntos y las rayas, así como por motivos como cerezas bordas en cristal y escamas en violeta brillante.

La atrevida creadora madrileña no ha abandonado su estilo de diseños recurrentes, como el vestido-piano o traje-huevo frito, aunque en esta ocasión los ha convertido en bañadores.

Plásticos transparentes, metalizados a todo color, acolchados y neoprenos juegan con los iconos clásicos de la casa dotándolos de nueva picardía y frescura, lo que ha originado corrillos entre el público, que ha aplaudido las iniciativas de Ruiz de la Prada.

Los bañadores se han visto acompañados por los denominados maxi-bolsos, algunos de neopreno, otros de algodón estampado y acolchado, otros de patchwork, y hasta incluso plástico impreso, lucidos con el ánimo de que resultaran irresistibles.

Una hora antes, apareció en escena la colección presentada por Dolores Cortes, inspirada en una mezcla de culturas, que llenó la sala de motivos tradicionales y telas de tribus recónditas.

Una de las características que más atención despertó en el desfile fueron los tejidos con reflejos laminados en oro.

Dolores Cortés es una de las creadoras más veteranas de España, que continúa con la tradición familiar en el diseño y producción de trajes de baño para mujer, y que se remonta más de 60 años.

En 2008 fue invitada a participar en Gran Canaria Moda Cálida por primera vez y desde 2010 presenta, además, sus colecciones en la Mercedes-Benz Fashion Week Swim de Miami (EEUU).

El relevo en la pasarela lo cogió Carlos San Juan, el diseñador autodidacta, creativo y muy ligado a su condición de isleño y a la idea del verano.

Para San Juan, el verano es como una “temporada eterna llena de luz, color y sensualidad, distinguiéndose sus colecciones por su original concepto de modernidad discreta y atemporal”.

Por ello, su propuesta en el desfile ha destacado por el exotismo, transgresión y atrevidas prendas de baño, que ha combinado con sofisticados vestidos.

De las telas lisas, prendas orgánicas y deconstruidas, el protagonismo llega este año con finísimas gasas translúcidas y color, desarrollado a través de estampados inspirados en plumajes de aves exóticas y difuminados.

Para la jornada del sábado, desfilarán en Moda Cálida las firmas Gottex, Arcadio Dominguez, Miss Bikini, Aurelia Gil, Banana Moon, Calima y Madito Sweet, entre otras, en una jornada en la que la presentadora Cristina Pedroche se sumará a la nómina de modelos.

Entre los maniquíes de esta edición, destacan Joana Sanz, Aridane Da Silva, Iván Noda, Daniel Marcel y Mauro Quintero, que junto al resto compiten al premio Heineken al Mejor Modelo. Marcos Ponte. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here