Exedil de Majadahonda dice que con Ortega de alcalde se gastaba «alegremente» Carmen Menéndez ha sido uno de los ocho testigos que ha declarado hoy en el macrojuicio a la primera época de la Gürtel en una sesión en la que estaba previsto que testificase Jesús Sepúlveda, que no compareció

0
104
Ayuntamiento de Majadahonda, Madrid.
Ayuntamiento de Majadahonda

EFE.- Una exedil del Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) ha dicho hoy en el juicio de Gürtel que desde que Guillermo Ortega (2001-2005) comenzó a gobernar se gastaba «alegremente» y ha mencionado la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), cuyas dimensiones de gasto fueron una «barbaridad».

Carmen Menéndez ha sido uno de los ocho testigos que ha declarado hoy en el macrojuicio a la primera época de la Gürtel (1999-2005) en una sesión en la que estaba previsto que testificase el hermano del exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda, si bien finalmente no ha comparecido ante el tribunal.

La exconcejal de Hacienda ha explicado que apreció una diferencia en la contratación del Ayuntamiento desde que llegó el exalcalde y acusado Guillermo Ortega y ha destacado que con él había «una manera de gastar el dinero mucho más alegremente» de lo que se venía haciendo en el Consistorio en épocas anteriores.

Pese a que nunca percibió nada «fuera de la legalidad» en materia de contratación, sí que le parecieron una «barbaridad» las dimensiones de gasto a la hora de implantar la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), cuya adjudicación está siendo investigada en esta causa.

La testigo ha explicado que las decisiones en materia presupuestaria las tomaba el alcalde con su gabinete y que los concejales no tenían ese poder decisorio sino que ejercían una función de «apoyo» al primer edil.

También ha declarado hoy la dueña del restaurante Barlovento que se encargó de organizar el servicio de comidas de la comunión de la hija de la exministra Ana Mato y su expareja y acusado Jesús Sepúlveda.

La empresaria no ha sabido precisar quién le abonó la factura pero ha asegurado que fue alguien en nombre de Sepúlveda: «Recuerdo que a los pocos días de este servicio recibimos un sobre que decía que estaba pagado».

Según la documentación incautada a la trama, se sospecha que fueron empresas del líder de la red, Francisco Correa, las que pagaron dos cumpleaños de los hijos del matrimonio por unos importes de 669 y 1.996 euros respectivamente.

Otro de los testigos de hoy ha sido el propietario de la empresa Versus Comunicación, encargada de hacer la campaña de limpieza «Madrid Limpio y Olímpico» para el Ayuntamiento de Madrid en 2003, cuando Alberto López Viejo -acusado en el juicio- era concejal de limpieza.

El testigo ha explicado que era la Concejalía de Limpieza la que le decía cómo tenía que facturar los servicios a las empresas adjudicatarias y, visiblemente enfadado, ha denunciado que tardaron un año y medio en pagarle, lo que provocó que se quedara en bancarrota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here