Unos 3.500 efectivos velarán por la seguridad en el desfile del World Pride Durante el desfile se cruzarán coches y otros elementos voluminosos en las calles adyacentes para evitar posibles atentados, y se controlará el acceso al recorrido

0
89

EFE. – Unos 3.500 efectivos entre policías y miembros de servicios de emergencias velarán el sábado por la seguridad durante la manifestación y posterior desfile del World Pride de Madrid, que discurrirá entre vallas para evitar incidentes y para el que se esperan entre uno y dos millones de participantes.

 

Así lo ha explicado la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, tras la reunión en la que se ha ultimado el dispositivo de seguridad del evento central del Orgullo Mundial, en la que han participado responsables de la Policía Nacional y Municipal, emergencias y transportes de Madrid, además de los organizadores (Felgtb y Cogam).

La manifestación comenzará a las cinco de la tarde en Atocha y acabará en Colón, y a continuación se vallará el recorrido para que empiece el desfile de 52 carrozas, el doble que el año pasado, con la previsión de entre uno y dos millones de participantes, ha explicado el presidente de la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid, Jesús Grande.

Para garantizar la seguridad habrá 3.500 personas entre policías nacionales -aproximadamente la mitad-, municipales, sanitarios de emergencias y bomberos. Y desde el viernes unos 1.200 policías nacionales vigilan las zonas del Orgullo.

En la reunión ha quedado claro que «no existe una amenaza específica» para este evento, aunque sí «la genérica» por el nivel 4 de alerta antiterrorista y, por lo tanto, se ha cerrado un amplio dispositivo que pretende evitar cualquier incidente.

«El riesgo cero no existe», ha dicho Dancausa, que ha trasladado un mensaje de tranquilidad y confianza a los ciudadanos que tengan previsto acudir, al igual que han hecho los responsables de la Felgt.

El número dos de la Jefatura Superior de Policía, el comisario Germán Rodríguez Castiñeira, ha preferido no dar datos específicos sobre la vigilancia que lleva a cabo desde hace semanas la Policía ni detalles sobre el dispositivo, aunque sí ha asegurado que «no hay ninguna amenaza específica», aunque los agentes estarán preparados «para neutralizar un eventual ataque».

Ha precisado que se ha revisado el material intervenido a los últimos detenidos en Madrid por yihadismo sin que en sus ordenadores se haya encontrado nada relacionado con un ataque en el Orgullo.

El comisario y Dancausa han destacado que tanto en la manifestación como en los eventos de los días previos estará en pleno funcionamiento el nuevo Grupo Contra la Orientación Sexual creado en el seno de la sección de Delitos de Odio de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional, que a través del teléfono 900100091 recogerá todas las incidencias relacionadas con homofobia que quieran trasladar los ciudadanos.

A este número pueden llamar durante 24 horas las personas que hayan sido víctimas o hayan presenciado una agresión homófoba, y la información se trasladará a agentes especializados que intervendrán y harán informes que luego se podrán aportar al juzgado.

Estos agentes también vigilan las redes para detectar cualquier ataque al colectivo LGTB.

En la reunión de hoy se ha confirmado que durante el desfile se cruzarán coches y otros elementos voluminosos en las calles adyacentes para evitar posibles atentados, y se controlará el acceso al recorrido.

También habrá un carril de emergencias para atenciones y evacuaciones sanitarias.

Estas medidas se unen a un refuerzo sanitario que incluye más operadores en el centro de coordinación del 112, más efectivos y ambulancias del Summa y el refuerzo de la plantilla en hospitales como La Paz, Ramón y Cajal o el 12 de Octubre.

Como ya se adelantó la semana pasada y se ha hecho en eventos multitudinarios anteriores, desde ayer se prohíbe circular a los vehículos de más de 3.500 kilos en los distritos de Centro, Salamanca y Retiro. Durante la manifestación habrá además fuertes restricciones de tráfico.

Desde ayer no se puede aparcar en buena parte del barrio de Justicia del distrito Centro y se han retirado los contenedores y material de obra de todo el centro de la capital.

Los mandos policiales han precisado que desde el pasado viernes se han registrado seis detenciones por agresiones o insultos a personas LGTB en el barrio de Chueca, epicentro de las celebraciones.

La Comisaría de Policía de Centro se ha reforzado para atender posibles incidentes, y durante la marcha se establecerá un centro de coordinación de seguridad en Cibeles, con todos los mandos.

Dancausa ha recordado que habrá un refuerzo en todos los transportes públicos, con la apertura de Metro la noche del sábado al domingo, aunque las estaciones de Sol, Plaza de España y Colón cerrarán el sábado por la tarde por seguridad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here