Inspector de la UDEF dice que recibió siete querellas del PP a raíz de Gürtel

0
77

EFE.- El inspector jefe de la UDEF que dirigió la investigación de la trama Gürtel ha explicado hoy en el juicio que llegó a recibir hasta siete querellas del entorno del PP, cinco de ellas interpuestas por el partido en la Comunidad Valenciana, su ex secretario general Francisco Álvarez Cascos y el extesorero Luis Bárcenas.

«Se nos ha intentado involucrar en determinados procedimientos», ha dicho el inspector, que ha declarado en calidad de perito en la Audiencia Nacional junto con otro miembro de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

Dos querellas las interpuso Bárcenas, que le denunció por delitos contra la dignidad moral y filtraciones; una el Partido Popular valenciano, por revelación de secretos; y otras dos el exministro Álvarez Cascos, en relación a las informaciones que se publicaron sobre un viaje a Lanzarote presuntamente abonado por el líder de la trama, Francisco Correa.

El perito solo ha podido enumerar cinco de las siete querellas que tanto él como otros policías recibieron a raíz de que estallase el caso Gürtel en 2009, en tanto que ha sido interrumpido por el presidente del tribunal, Ángel Hurtado. «Ya nos ha quedado claro», ha dicho el magistrado antes de que pudiera proseguir explicándolas.

Los inspectores han asegurado que nunca se les dio ninguna «instrucción» o «indicación» por parte de la Fiscalía a la hora de desarrollar la investigación, ni tampoco recibieron «en ningún caso» un guión de las fiscales con las preguntas que les iban a realizar en la sesión de hoy.

Ambos se han ratificado en todos los informes que dirigieron y han corroborado que, a su juicio, Bárcenas es «Luis el cabrón», apelativo que figura en la contabilidad de la trama como receptor de 72.000 euros de la red en 2007.

«Detrás del apelativo se están refiriendo a Luis Bárcenas», ha dicho el inspector jefe, y no al expresidente de la constructora Isolux Luis Delso, al que los cabecillas de la Gürtel identificaron como «Luis el cabrón», extremo que él mismo negó en el juicio, en el que declaró como testigo.

También han relacionado, como ya hicieron en sus informes, varias siglas que aparecen en la contabilidad de la red corrupta como receptores de dádivas con antiguos cargos públicos.

Según los policías, «L.B.» hace referencia a Luis Bárcenas, «G.G.» al exportavoz del PP en el Parlamento Europeo Gerardo Galeote, «J.S.» al exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato Jesús Sepúlveda -y no a José Sevilla, exasesor de Álvaro Pérez «El Bigotes», como éste ha asegurado antes de que declararan los inspectores-, entre otros.

Han asegurado que todas las diligencias de investigación se hicieron conforme a la legalidad y que consideraron que no se aportaran a la causa algunas conversaciones de los acusados que «podían vulnerar el derecho de defensa».

Y han especificado que no tuvieron acceso a conversaciones mantenidas entre algunos investigados encarcelados y sus abogados hasta que el juez no dio la orden de intervención de las mismas.

A preguntas de la fiscal Concepción Sabadell, los inspectores se ha reafirmado en sus informes, que ponen de manifiesto adjudicaciones irregulares, entregas de dádivas a cargos públicos y cómo Correa ponía «a disposición de cargos públicos su propio canal (de blanqueo) para la ocultación de fondos y posterior inversión de los mismos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here