Madrid cuenta con las «peores infraestructuras judiciales de España», según presidente del TSJM

0
140
Francisco Javier Vieira
Francisco Javier Vieira, presidente del TSJM

EFE.- El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha lamentado contar con «las peores infraestructuras judiciales» de España, que presentan graves problemas, entre ellos, la dispersión de las sedes judiciales, deficiencias en seguridad o salas de espera donde comparten el mismo espacio víctima y acusado.

 

Se trata de una de las conclusiones que ha manifestado hoy el presidente del TSJM, Francisco Javier Vieira durante la presentación de la Memoria Judicial 2016, quien ha insistido en «despejar» la situación en la que se encuentra el proyecto de la Ciudad de la Justicia, aunque ve «esperanza» en el compromiso de la Comunidad por mejorar la «deficiente» situación actual.

La dispersión de las sedes judiciales genera molestias de desplazamiento de testigos, peritos o profesionales, retrasos en el repartos de asuntos y el incremento de gasto en vigilancia, según ha señalado Vieira, por lo que ha reclamado un reagrupamiento de las 21 sedes repartidas actualmente en la capital.

Otro grave problema, ha añadido, son las salas de espera, que incumplen los requisitos del Estatuto de la Víctima del Delito, que exige medidas para evitar el contacto directo entre víctima y acusados, un «total desprecio a la legalidad vigente».

En materia de seguridad, el presidente del TSJM ha alertado de la existencia de sedes sin vigilancia las 24 horas, otras que no cuentan con sistemas de detección de intrusos en determinadas horas e incluso existen sedes en las que o bien faltan alarmas de detección de incendios o no funcionan.

Para el TSJM, garantizar unas infraestructuras judiciales «dignas» para la región es uno de los «viejos caballos de batalla» de la justicia madrileña, cuya situación se ha agravado este año aun más si cabe con sucesos de todo tipo en los juzgados tales como desprendimientos de techos, incendios en salas y goteras.

Con todo, Vieira ve con «esperanza» el futuro inmediato de las infraestructuras judiciales no tanto ya por la ansiada Ciudad de la Justicia, cuyo panorama se despejará en octubre, sino por el compromiso del Gobierno regional plasmado en el pacto por la Justicia con el resto de operadores jurídicos y que contempla un aumento presupuestario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here