Cinco años cárcel por maltrato psíquico y físico a su pareja durante 26 años La sentencia, considera a esta persona, responsable de un delito de violencia física y psíquica habitual en la relación con su pareja basada control que el acusado ejercía sobre su pareja llegando a situarla en una posición de subordinación respecto a él y desarrollando un dominio casi absoluto sobre la vida de ella

0
55

EFE.- El Juzgado de lo Penal 3 de Huelva ha condenado a un vecino de Huelva a cinco años, 10 meses y 15 días de cárcel por maltratar a su pareja psíquica y físicamente, por un período de 26 años, desde aproximadamente el principio de su relación en 1991 hasta que ella se decidió a denunciar en 2015.

 

La sentencia, considera a esta persona, responsable de un delito de violencia física y psíquica habitual por el que le impone tres años de cárcel, privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante cuatro años y prohibición de aproximación a menos de 200 metros a la perjudicada y a comunicarse con ella por cuatro años.

Asimismo, lo cree autor de un delito de maltrato de obra y otro de lesiones, por los que lo condena por cada uno a un año, privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años y orden de alejamiento por dos años.

Por último, por un delito de amenazas lo condena a diez meses y quince días; además en concepto de responsabilidad civil debe indemnizar a la víctima con 5.000 euros.

Se considera probado que el acusado inició una relación sentimental con la víctima desde aproximadamente 1991, contrayendo matrimonio en el año 2000 y tuvieron un hijo en común.

Dicha relación se caracterizó desde el inicio por el control que el acusado ejercía sobre su pareja llegando a situarla en una posición de subordinación respecto a él y desarrollando un dominio casi absoluto sobre la vida de ella, sus relaciones familiares y personales debido a que durante el noviazgo ella había roto la relación en diversas ocasiones y el acusado sentía un profundo rencor respecto a la misma.

Con la llegada de la pareja a la localidad de Huelva, en el año 2005, él comenzó a menoscabar la autoestima de ella llamándola la atención por todo lo que hacía y criticando continuamente sus actos y decisiones, dirigiéndose a ella con expresiones como «loca, «que no valía para nada».

A partir del año 2014 la situación se agrava, siendo el control y dominio del acusado era prácticamente total, el clima de desvalorización continuo, la anulaba constantemente, le criticaba todos los aspectos de su vida, le recriminaba que no valía para nada, le controlaba el más mínimo gasto y, además, pasó a la violencia física.

De esta forma y hasta abril de 2015, fecha en que ella se decidió finalmente a denunciar, se sucedieron los episodios violentos en los que él la amenazaba de muerte e intentó acabar con la vida de su pareja en varias ocasiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here