Campaña solidaria con la madre de Maracena: «Juana está en mi casa» El movimiento de apoyo a Rivas en redes sociales ha reforzado además la petición de la plataforma Change.org, que presentó el centro de la mujer de Maracena y dirigida al Ministerio de Justicia

0
105
"JUANA ESTÁ EN MI CASA", un mensaje repartido también en numerosos comercios del pueblo y que ha sido tendencia nacional a través de redes sociales.
«JUANA ESTÁ EN MI CASA», un mensaje repartido también en numerosos comercios del pueblo y que ha sido tendencia nacional a través de redes sociales.

EFE.- El caso de Juana Rivas, ilocalizable tras negarse a entregar a sus hijos a su expareja, condenado por maltrato, ha entrado hoy en la vía penal, mientras ella suma apoyos institucionales y de sus vecinos de Maracena (Granada), que han colgado carteles con el lema «Juana está en mi casa».

 

Estos apoyos han sido especialmente significativos, a través de una concentración de varios cientos de personas en Maracena, muchas de las cuales llevaban el cartel «Juana está en mi casa», que también ha sido colocado en numerosos comercios del pueblo.


Una vez que el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, que ordenó en el ámbito civil la devolución de los dos menores, ha rechazado las medidas cautelares solicitadas por el padre, este ha acudido a lo penal denunciando a la madre de secuestro de menores.

 

Entre las medidas pedidas para proteger a los niños por parte de la representación legal del padre italiano, que había atribuido a Rivas supuestos delitos contra la administración de justicia y de secuestro de menores, se incluía incluso la detención de la madre.

 

No obstante, el artículo 225 bis del Código Penal otorga un plazo de veinticuatro horas, a computar desde la fecha de la denuncia, para comunicar el lugar de estancia de los niños con el compromiso de devolución inmediata para que la madre pudiera quedar exenta de una posible pena de cárcel.

 

La abogada de la mujer en respuesta a la solicitud de parte,  presentó un escrito de oposición a la ejecución de la resolución que la obligaba a devolver a sus hijos, se ha acordado dar traslado al resto de las partes (Fiscalía y padre) para que contesten en cinco días.

 

Más allá de la batalla judicial, Juana Rivas sigue sumando apoyos y, después de que ayer la Junta de Andalucía anunciara su intención de personarse junto a la mujer en su causa y la presidenta andaluza, Susana Díaz, la apoyara, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha manifestado hoy que «hay que ponerse en el lugar de esa madre».

 

La movilización social también es especialmente notable en Maracena, un pueblo limítrofe con Granada capital del que es vecina Juana Rivas y cuyo ayuntamiento encabeza una lucha a través de su Área de Igualdad y el centro de municipal de atención a la mujer.

 

Centenares de personas se han concentrado en  la localidad para expresar su apoyo a Rivas y han mostrado decenas de carteles donde se podía leer «Juana está en mi casa», un mensaje que está repartido en numerosos comercios del pueblo y que ha sido tendencia nacional a través de redes sociales.

 

El movimiento de apoyo a Rivas en redes sociales ha reforzado además la petición de la plataforma Change.org, que presentó el centro de la mujer de Maracena y dirigida al Ministerio de Justicia.

 

La concentración ha estado presidida por una gran pancarta de la plataforma contra la violencia de género que rezaba: «Que la pasividad no nos haga cómplices», mientras que los presentes coreaban lemas como «No estamos locas, ni manipuladas».

 

Junto al alcalde, Noel López, la asesora jurídica del Área de Igualdad, quien ha seguido desde el inicio el caso de Juana Rivas, Francisca Granados, ha señalado que confía que la mujer vuelva pronto a su casa con sus hijos.

 

La asesora resaltó también la movilización social surgida en torno a este caso y la importancia que, a su juicio, tiene el hecho de que la Junta de Andalucía haya ofrecido a Juana personarse en la causa, lo que consideró un «hito histórico».

También ha anunciado que se abrirá una cuenta bancaria solidaria porque el proceso «va a ser largo» y Juana necesitará ayuda económica para sufragar la tramitación judicial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here