La Gran Vía será peatonal de forma permanente desde Navidad

Madrid / Sociedad | 5 de octubre, 2017

Gran Vía, Madrid

(EFE).- La calle Gran Vía será cerrada al tráfico en las Navidades próximas y al término de esa época el Ayuntamiento mantendrá de forma definitiva las medidas de restricción del tráfico de vehículos privados, ha dicho hoy el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento, José Manuel Calvo.

 

Los grupos municipales del PP y Ciudadanos han lamentado la ausencia de consultas para adoptar esta medida, así como la falta de alternativas del Gobierno municipal para garantizar la movilidad de los madrileños, mientras que los socialistas han apoyado esta iniciativa y han pedido al equipo de Gobierno municipal que informe adecuadamente a todos los colectivos afectados.

 

En una entrevista con la radio “Onda Madrid”, Calvo ha indicado que las aceras se ampliarán para los peatones durante la época de Navidad, al igual que el año pasado, y que una vez pasadas las fiestas se mantendrá la medida.

 

La nueva configuración de la calle tendrá dos carriles en cada sentido, uno para el tráfico de vehículos autorizados y otro para el transporte público y las bicicletas.

 

“La idea es empezar las obras de remodelación justo después de Navidades para mantener ya el funcionamiento de la Gran Vía con base en esa ampliación de aceras”, ha dicho Calvo.

 

Según Calvo, “no tendría mucho sentido” reabrir la Gran Vía al tráfico después de Navidades “para empezar la obra un mes o quince días después. Lo que haremos será mantener esa estructura para que puedan a empezar a operar las empresas que harán la obra”.

El delegado ha expresado su convencimiento de que los ciudadanos reaccionarán “positivamente, como la Navidad pasada”, y ha explicado que con la medida prevista el tráfico de vehículos se reducirá en un 400 por ciento, a 10.000 vehículos cada día desde los 50.000 actuales.

La Gran Vía “será una calle mucho más amable, muy verde, como desea la alcaldesa, Manuela Carmena, con espacios para sentarse y para disfrutar y para dar prioridad a los peatones, los grandes olvidados” de esta calle, que transitan -ha dicho Calvo- “apiñados en las aceras”.

 

Acerca de las novedades que supondrá la medida en el tráfico, José Manuel Calvo ha afirmado que “los conductores tendrán que buscar alternativas, pues en ninguna ciudad del mundo desarrollado los coches cruzan por el centro de la ciudad”.

 

El Ayuntamiento de Madrid activó el 2 de diciembre del año pasado una restricción al tráfico privado en la Gran Vía, desde la Plaza de España hasta su confluencia con la calle Alcalá.

 

“Son incapaces de garantizar la movilidad de los ciudadanos de Madrid. Lo único que hacen es prohibir”, ha opinado el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en referencia al equipo de Gobierno municipal.

 

En un comunicado, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, Purificación Causapié, ha resaltado que “es muy importante que el Ayuntamiento planifique con detalle este proyecto, para detectar anticipadamente las dificultades que puedan surgir en su implantación e identificar soluciones adecuadas”.

 

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha pronosticado un aumento de los atascos con el cierre al tráfico de la Gran Vía y ha instado al Gobierno municipal a ofrecer alternativas al uso del vehículo privado como los aparcamientos disuasorios.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...