El alcalde de Brunete responsabiliza a los técnicos del contrato con Cofely Cifuentes insiste en que se aplicará el código ético al alcalde de Brunete

Municipios | 10 de octubre, 2017

Borja Gutiérrez, alcalde de Brunete.

(EFE).- El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez (PP), responsabilizó ante el juez de Púnica, Manuel García Castellón, a los técnicos municipales de haber intentado suscribir un contrato de eficiencia energética con Cofely, empresa clave en la trama, porque él no estaba al tanto de la negociación del mismo.

 

Gutiérrez, que declaró ayer en la Audiencia Nacional en calidad de investigado, manifestó en un comunicado que en su declaración le transmitió al magistrado que su gabinete “nunca ha firmado ni negociado contratos” con empresas de la Púnica y que él no estaba presente en las mesas de contratación.

 

Sin embargo, fuentes jurídicas han apuntado a Efe que el alcalde también afirmó en su declaración que delegó toda responsabilidad en sus subordinados sobre el contrato que supuestamente, según la Fiscalía, intentó amañar con Cofely.

 

El alcalde de la localidad madrileña admitió no obstante que el consistorio se había propuesto estudiar la mejora de la eficiencia energética en el municipio después de que la oposición pidiera en un pleno esa mejora puesto que el gasto en energía copaba en torno a un tercio del presupuesto municipal siempre según las citadas fuentes.

 

Entonces, se planteó realizar dicho contrato en el que Gutiérrez, según dijo, no intervino.

 

La Fiscalía Anticorrupción le acusa de intentar amañar dicho contrato de eficiencia energética con Cofely a cambio del pago de una encuesta electoral valorada en 8.000 euros.

 

Un contrato que finalmente no llegó a hacerse efectivo en tanto que estalló la trama Púnica en octubre de 2014.

 

A raíz de su declaración, Gutiérrez ha solicitado hoy “respetando los tiempos y formas de la investigación” el sobreseimiento de la causa y ha manifestado “en todo momento su absoluta voluntad” de colaboración con la Justicia.

 

En un comunicado, el Ayuntamiento ha asegurado que sería “imposible ningún tipo de amaño de forma premeditada”, pues tanto en las comisiones informativas como en las mesas de contratación, los técnicos y políticos de todos los partidos tenían “voz y voto” y Gutiérrez “no tenía presencia en ninguna mesa de contratación, cuyas decisiones aprobaba la oposición en mayoría”.

 

También compareció ayer el ex director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid Carlos López por seis contratos de eficiencia energética de colegios públicos de Alcalá de Henares que fueron adjudicados también a Cofely.

 

Según las fuentes, López negó ante el juez toda acusación que pesa contra él y aseguró que únicamente se dedicaba a realizar las labores propias de su actividad.

 

Hoy ha declarado como investigado el secretario general del PP de Brunete, José Gil Granizo, quien ha asegurado que no tiene relación alguna con el ayuntamiento de Brunete y que su vinculación con el alcalde se ciñe a sus responsabilidades en el Partido Popular, ya que Gutiérrez es presidente del PP de Brunete.

 

En la misma línea ha declarado la concejal de Recursos Humanos del consistorio, Cristina Gil, quien también ha derivado la responsabilidad en los técnicos. 

Cifuentes insiste en que se aplicará el código ético al alcalde de Brunete

La presidenta del PP madrileño, Cristina Cifuentes, ha vuelto a repetir que el partido aplicará el código ético sobre el alcalde de Brunete y presidente de los populares en esta localidad, Borja Gutiérrez, porque “los códigos están para ser cumplidos” y así lo hace el PP “a diferencia de otros partidos”.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Cifuentes ha asegurado que se tomarán medidas contra Gutiérrez, aunque el código ético del PP madrileño solo establece que una persona investigada (imputada) por un delito de corrupción debe dejar su cargo como miembro del partido, y no dice nada de su puesto como alcalde.

Cifuentes ha garantizado que el PP aplicará su código, y ha contrapuesto su actitud con la de otros partidos, como Podemos, que “tienen el código ético para colgarlo en la web y quitarlo si alguno de sus cargos resulta imputado, como ocurrió con los concejales Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, “triimputados por corrupción y ahí siguen”.

“Nosotros no. El código ético se aplicará, como se tiene que hacer. Los códigos están para ser cumplidos”, ha insistido.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...