Cientos de personas piden justicia para las víctimas del crimen de Almonte

0
97
Miguel Ángel y su hija de 8 años, fueron apuñalados sin piedad en Abril de 2013.
Miguel Ángel y su hija de 8 años, fueron apuñalados sin piedad en  Abril de 2013. 

(EFE).- Cientos de personas se han concentrado esta tarde en Almonte (Huelva) para pedir justicia para el hombre y su hija asesinados en la localidad en abril del 2013, después de que el pasado viernes un jurado popular dictaminara la no culpabilidad del único acusado.

La concentración se ha llevado a cabo en la plaza de Las Clavellinas del municipio tras una pancarta en la que podía leerse «JUSTICIA para Miguel Ángel y María»; también se han visto carteles con frases como «La mentira gana bazas, la verdad gana el juego» o «La Justicia es el fin de la sociedad civil».

En la primera línea Marianela Olmedo, mujer y madre de las víctimas, ha recibido un abrazo y palabras de ánimo de José Antonio Casanueva, abuelo de Marta del Castillo, presente en el acto.

Olmedo, visiblemente destrozada y sin poder aguantar las lágrimas y los lamentos durante todo el acto, ha señalado: «No se ha hecho justicia ni con mi niña ni con su padre, hay pruebas que demuestran que el asesino está en la calle, se ha demostrado todo; esto no acaba aquí, lucharé hasta el día que me muera por ellos dos».

María Espinosa -madre del hombre y abuela de la niña-, por su parte, ha leído un poema en el que ha recordado la valentía de su nieta, de tan sólo 8 años, la noche de los hechos saliendo en defensa de su padre: «Cada vez que miro al cielo a ti te veo en una estrella y a tu padre en un lucero».

Durante el acto una amiga de la familia ha dado lectura a un manifiesto en el que se ha destacado que todos los presentes han sido testigos del «calvario por el que ha tenido que atravesar y aún atraviesa esta familia; al dolor de la pérdida de sus seres queridos, ha tenido que sumar una larga investigación policial y un proceso judicial dilatado en el tiempo, acrecentando su agonía y esperando de forma callada, respetuosa y ejemplar a que se hiciera justicia».

«Respetamos pero no compartimos el veredicto del jurado popular», que un caso de esta envergadura «se haya puesto en manos de nueve personas legas», dejando a la familia, tras su decisión, «absolutamente desamparadas y desprotegidas por las instituciones del Estado ante la certeza absoluta de que el asesino de padre e hija está suelto y entre nosotros».

Por último, se ha hecho «un llamamiento público a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, al Consejo General del Poder Judicial, a la Fiscalía General del Estado, al Ministerio de Interior y de Justicia» para que sepan que «no vamos a rendirnos y que no vamos a dejar que este caso caiga en el olvido».

Tras la lectura se ha guardado un minuto de silencio roto por aplausos de apoyo y gritos de «Justicia», «ánimo Marianela» o «no estáis solos».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here