Dieta sana, aceite oliva y frutos secos bajan 30% riesgo diabetes gestacional

Maternidad / Salud de la Mujer / Salud y medicina | 26 de octubre, 2017

(EFE).- El llevar una dieta saludable que incluya el consumo de aceite de oliva y frutos secos reduce hasta un 30 % el riesgo de sufrir diabetes durante el embarazo y, además, mejora la salud de los recién nacidos.

 

Son las conclusiones del estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional, en el que ha participado el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (Ciberdem), que se ha publicado en la revista científica Plos One.

 

Las tasas de diabetes gestacional en España alcanzan el 30 % de los embarazos y es una patología que aumenta el riesgo de infecciones, hipertensión, parto prematuro y cesárea, entre otros, según explica el doctor Alfonso Calle, quien ha liderado el estudio.

En un comunicado de Aceites de Oliva de España, Calle añade que la diabetes gestacional puede provocar en el bebé el denominado Síndrome de Recién Nacido de Madre Diabética, que “se manifiesta con bajos niveles de glóbulos rojos, glucosa, potasio, calcio en la sangre”.

El estudio ha contado con la participación de mil gestantes sanas, que se dividieron en dos grupos de 500, a uno de los cuales se le recomendó consumir más de cuatro cucharadas diarias de aceite de oliva virgen extra y pistachos, en tanto que el resto de las recomendaciones sobre alimentación y ejercicio físico fueron iguales para ambos.

La incidencia de la diebetes se redujo en un 30 % en el grupo de las embarazadas alimentadas sin restricciones con aceite de oliva y frutos secos y también bajó a la mitad la necesidad de tratamiento con insulina.

El estudio, además, ha constatado la reducción “significativa” en las tasas de prematuridad, de cesáreas urgentes, infecciones de orina y de traumas perineales de las madres, que no ganaron más peso durante la gestación.

“Las mujeres que han recibido el aceite de oliva virgen extra consumen con mayor frecuencia verduras y hortalizas, porque son más agradables a la hora de comer. Por otro lado, son más conscientes de lo que comen”, apunta Calle.

Además, sostiene que estudios como éste cambiarán la forma de abordar la enfermedad porque “ya existen suficientes evidencias científicas para justificar la recomendación universal del consumo de aceite de oliva virgen extra durante el embarazo”

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...