Gobierno propone prisión permanente revisable a los violadores en serie

España / Política | 9 de febrero, 2018

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

viamadridtv.es-. Agencias-. El Gobierno ha aprobado hoy un anteproyecto de ley que propone aplicar la prisión permanente revisable a los violadores en serie, a los secuestros que acaben con la muerte del rehén y a quienes atenten contra infraestructuras clave, como puertos, aeropuertos, carreteras, estaciones y trenes.

El Anteproyecto de Ley Orgánica de modificación del Código Penal para ampliar los supuestos delictivos a los que se aplica la prisión permanente revisable se estable en 8 supuestos muy graves relacionados con asesinatos, homicidios y genocidio.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá,  ha recordado que esta pena, que se introdujo en el ordenamiento español en el año 2015, es la pena máxima de nuestra escala, pero es proporcionada a la gravedad del delito: “Es una pena revisable, con un sistema de evaluación, por lo tanto nada que ver con cadenas perpetuas u otras denominaciones que pretenden desacreditarla”.

Además, Catalá ha subrayado que está orientada a reinsertar a las personas condenadas y a proteger al conjunto de los ciudadanos.

Con esta modificación  la ley plantea ampliar su aplicación a los casos en que se pretenda ocultar el cadáver de una persona asesinada o no colaborar en su hallazgo, en aquellos abusos sexuales contra menores tras privarles de libertad o torturarles y por causar incendios en los que se ponga en peligro la vida de personas o determinados usos de elementos químicos o nucleares con resultado de muerte.

Con esta propuesta, el Ejecutivo -sostiene- que pretende sumarse al debate abierto en torno a la prisión permanente revisable con la incorporación de estos cinco nuevos tipos delictivos que responden a una «demanda social» sobre una figura penal que cuenta con un apoyo del «entre el 70 y 80 %» de la población, en un momento en que la oposición pretende derogar una medida que existe en toda Europa.

Tanto es así que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha insistido al término del Consejo de Ministros que «no ha sido el Gobierno quien ha puesto la prisión permanente revisable en la mesa de debate sino los grupos que pretenden su derogación directa sin matices».

Catalá ha puntualizado que la reforma de la prisión permanente revisable no supone un endurecimiento del derecho penal español. La duración de las penas podría ser “incluso menor”, pero parece lógico que se evalúe el grado de reinserción de los reclusos antes de su puesta en libertad, ha señalado.

Además, ha resaltado que es una figura penal habitual y normalizada en Europa, que se aplica en todos los países de la Unión, salvo Portugal y Croacia, y en muchos de ellos a un mayor número de delitos que en España.

 

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...