Mossos hallan pistola al detenido por crimen Susqueda, que dice ser inocente

Sucesos España | 27 de febrero, 2018

Marc H.L., de 23 años, y su novia Paula M.P., de 21, desaparecidos en agosto del pasado año, junto al pantano de Susqueda.

viamadridtv.es-. Los Mossos d’Esquadra han localizado una pistola durante los registros en las viviendas de Anglès (Girona) que frecuentaba Jordi Magentí, el detenido por el doble crimen del pantano de Susqueda, que hoy ha proclamado a gritos su inocencia ante la prensa: “Yo no he hecho nada”.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, los Mossos d’Esquadra localizaron ayer en el registro de la vivienda de la madre del acusado un arma corta, aunque no lo consideran por ahora un hallazgo clave, a la espera de que las pruebas determinen si pudo ser usada en el doble asesinato del pasado 24 de agosto.

 

Los Mossos d’Esquadra mantienen detenido como presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda a Jordi Magentí, quien en 1997 mató a su expareja en Anglès (Girona), asesinato por el que en 2009 salió de prisión tras cumplir doce de los quince años de condena.

 

Además de detener al supuesto autor del asesinato de los jóvenes Marc H.L., de 23 años, y su novia Paula M.P., de 21, en agosto del pasado año, junto al pantano de Susqueda, donde habían acampado, los Mossos también han arrestado  a su hijo, de 29 años, en Salt (Girona), en relación con la investigación.

 

Magentí es sospechoso porque el Land Rover de color blanco fue grabado por las cámaras de seguridad instaladas en la presa del pantano de Susqueda. Fue interrogado por primera vez a raíz de esta grabación pero él no solo no confesó, también negó que estuviera en el embalse a la hora en que se calcula que los dos jóvenes fueron asesinados.

 

Este vecino de Anglès encajaba en el perfil que buscaban los Mossos por otros dos motivos. El primero es que era una persona que tenía antecedentes. Había matado a su primera mujer por lo que ha estado en prisión 12 años de reclusión y 3 de libertad condicional.

 

La mató con una escopeta. Disparó cuatro veces. El último tiro lo descerrajó para rematarla. Por aquel asesinato un jurado lo condenó a 15 años de cárcel. La sentencia aceptó como atenuante un trastorno mental.

 

En el 2010, regresó al pueblo y se casó nuevamente con una mujer colombiana. A este país planeaba viajar en los próximos días para instalarse definitivamente.

 

Además el detenido era un consumado pescador y también amante de la caza que conocía perfectamente el pantano de Susqueda, un lugar ideal para la practica de estas aficiones, al que acudía regularmente acompañado de uno de sus hijos.

 

Las autopsias practicadas a los cadáveres de los jóvenes concluyeron que los dos habían sido asesinados por arma de fuego, una pistola. Todavía no ha trascendido por qué los mató.

 

 

 

 

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...