Fallece Quini a causa de un infarto, a los 68 años La camiseta de 'Quini' preside el altar de la iglesia de Mensajeros de la Paz

Deportes | 28 de febrero, 2018

Enrique Castro Quini, el Brujo.

Madrid, 28 feb (EFE).-Enrique Castro Quini, el Brujo, legendario delantero asturiano que logró hasta cinco trofeos Pichichi, tres con el Sporting y dos con el Barça, ha fallecido camino de su casa a causa de un infarto a la edad de 68 años.

 

El féretro de Enrique Castro ‘Quini’ llegó al estadio El Molinón este mediodía y poco después quedó instalada la capilla ardiente con sus restos mortales en una sala del estadio gijónés, que az partir de ahora llevará su nombre.

Hasta El Molinón se acercaron no sólo aficionados sino también compañeros y entrenadores de su época, rindiendo un merecido homenaje a un deportista al que todos quienes le conocieron coinciden de calificarlo como un bonachón.

Maradona, Villa, políticos españoles, el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, el F. C. Barca que prevé un homenaje  para este domingo en el Camp Nou a Quini, mensajeros de la Paz con elpadre Ángel al frente, todos han manifestado su respeto y admiración a un jugador extraordinario.

La camiseta que Enrique Castro, ‘Quini‘, regaló al Padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, preside este miércoles el altar de la iglesia de dicha organización en Madrid.

El padre Ángel celebrará el próximo viernes a las 19 horas un funeral en la Iglesia de san Antón, en la calle Hortaleza 63 de Madrid.


Quini‘,  había colaborado en numerosas ocasiones con Mensajeros de la Paz y la apoyó desde su nacimiento.

El último contacto entre ambos se produjo hace unos diez días, cuando el exfutbolista se interesó por ayudar a una persona que se encontraba en un mala situación.

 

El Sporting de Gijón acordó otorgar la medalla del club al padre Ángel, y recientemente el ‘Brujo’ había comentado al presidente que esperaba poder entregársela en el campo con motivo de un partido entre el Sporting y el Oviedo.

 

Quini, nacido en Oviedo el 23 de septiembre de 1949, era un hombre muy querido en todos los campos de España por su carácter afable. El delantero jugó durante dos épocas en el Sporting, de 1968 a 1980 y de 1984 a 1987, año en el que se retiró.

 

Uno de los episodios más oscuros y recordados de su biografía fue el secuestro del futbolista durante 24 días.  Una experiencia traumática para cualquiera y difícil de olvidar, pero Quini creía en las segundas oportunidades y perdonó a sus captores.

 

El presidente del Barça, Josep Lluís Núñez y el defensa Alexanko fueron los enlaces de los secuestradores con la policía. Finalmente pusieron un precio a su libertad: 100 millones de las antiguas pesetas. Fueron las fuerzas de seguridad del Estado quienes acabaría liberando al deportista. Sus raptores condenados cada un0 a 10 años de prisión a los que Quini perdonaría renunciando también a la indemnización que legalmente le correspondía.

 

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...