Víctimas de la colza piden una reparación moral para su “enfermedad rara”

Sociedad | 28 de febrero, 2018

 

Garrafas de aceite alterado causante de cientos de miles de afectados (Imágen de 1981).

Madrid, 28 feb (EFE).- Las víctimas de la colza han exigido hoy a las instituciones una “reparación moral” y visibilidad para su “enfermedad rara”, como califican al síndrome tóxico provocado por el consumo de aceite adulterado, con el objetivo de no caer en el olvido 37 años después de la intoxicación.

 

 

Coincidiendo con la celebración hoy del Día Mundial de las Enfermedades Raras, la Plataforma “Seguimos Viviendo” ha salido a la calle por segundo año consecutivo para informar a los ciudadanos sobre su situación y reivindicar también un homenaje a las víctimas que ya han fallecido.

 

Así lo ha señalado a Efe la coordinadora de la plataforma, Carmen Cortés, quien ha hecho un llamamiento a la Casa Real para que la Reina Letizia, comprometida con las enfermedades raras, reciba a las víctimas “y pueda ayudarnos a establecer la coordinación que necesitamos para hacer más fácil el día a día”.

Según cálculos de la plataforma, actualmente hay unos 15.000 afectados (10.000 son de Madrid) y ya han fallecido más de 5.000. Hace dos semanas murió la última víctima, Ana, afectada de hipertensión pulmonar, una enfermedad incurable que va deteriorando la salud progresivamente.

Ésta es la secuela más grave del síndrome tóxico, que produjo afectaciones en casi todos los órganos de los pacientes, que siguen soportando dolores intensos, fatiga crónica y cansancio continuo, además de apatía, insomnio o inestabilidad emocional y psicológica, ha explicado Cortés, que fue diagnosticada con 14 años.

“Nuestro organismo fue muy dañado y es como si tuviéramos 20 años más”, señala esta afectada, que hoy tiene 55, “pero es como si tuviese 70”.

Otra de las reivindicaciones es la creación de un centro de referencia de la enfermedad a nivel estatal, que estaría ubicado en el Hospital Doce de Octubre de Madrid, donde en mayo del año pasado se creó una unidad funcional y donde trabaja la doctora María Antonia Nogales, la mayor especialista en síndrome tóxico.

La portavoz de la plataforma ha lamentado que los representantes del Ministerio de Sanidad no les hayan recibido, lo que sí ha hecho la directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social, Paula Roch, quien se ha comprometido, según ha dicho, a realizar un estudio sobre la situación real de las víctimas.

Los afectados han obtenido también el compromiso de la directora general del Imserso, Camen Balfagón, para que el nuevo baremo de la discapacidad recoja la afectación de las víctimas, a muchas de las cuales no se les ha reconocido la incapacidad para trabajar, ha denunciado Cortés.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...