Cierran un colegio de Getafe por “graves daños” en el tejado tras el temporal

Getafe / Municipios / Política / Sociedad / Zona Sur | 2 de marzo, 2018

El colegio público de Miguel de Cervantes, en los Molinos (Getafe).

viamadridtv.es-  (EFE).- Técnicos del Ayuntamiento de Getafe han cerrado esta mañana el colegio público Miguel de Cervantes, como “medida de seguridad para el alumnado y el personal” del centro, tras los “graves daños” causados en el tejado por los fuertes vientos que azotaron el municipio en la tarde de ayer.

 

CCOO denuncia en un comunicado que el colegio, construido hace dos años, presenta “graves deficiencias en la construcción”, y que ahora “se va a proceder al remachado de todas las placas del tejado para asegurar las dañadas” ante posibles desprendimientos.

“Ya a comienzos de curso tuvieron que realizar las mismas reparaciones con algunas placas de la fachada”, según el sindicato que advierte de “la baja calidad en la construcción de los centros educativos”.

A ello se suma “la falta de inversión suficiente para tener unas infraestructuras de calidad que soporten las inclemencias del tiempo adversas tanto las relacionadas con el frío, como con el viento, o el calor riguroso”, añade.

Recuerda, además, que la primera fase del CEIP Miguel de Cervantes fue levantada por el Ayuntamiento de Getafe, aunque la responsabilidad de la construcción de las siguientes fases, “muy retrasadas en su ejecución, recaerá sobre la Comunidad de Madrid”.

 

Las licencias de construcción de los colegios públicos otorgadas por el gobierno de Cristina Cifuentes “se han estado concediendo a empresas que presentaban proyectos de construcción con presupuestos muy por debajo de los requeridos para garantizar la suficiencia energética y de seguridad“, añade la nota.

 

Por ello, “a pocos años de su construcción, muchos centros educativos públicos ven como sus tejados vuelan, tienen goteras, sus pistas deportivas se agrietan y quedan inutilizadas, o se inunde la entrada al centro cada vez que llueve”, agrega Comisiones Obreras.

 

El modelo de construcción por fases del gobierno regional implica “obras continuadas a lo largo de los años, el cambio frecuente de empresas constructoras, la incómoda convivencia de la comunidad educativa con obras interminables”.

 

CCOO exige “un plan de construcciones integrales de centros públicos que atienda las necesidades de nuevas construcciones con el presupuesto necesario para garantizar la viabilidad de los proyectos. De esta manera se pondría fin a la construcción por fases y a los retrasos injustificados de las obras”.

También demanda el establecimiento de “un código ético en las adjudicaciones que garantice la exclusión de empresas bajo sospecha”, y que contemple también “la remodelación y reforma de aquellos centros más antiguos que se han quedado obsoletos y que necesitan una adaptación a los nuevos tiempos”, concluye.

La Consejería de Educación ya explicó a Efe el pasado 15 de febrero que, aunque en los pliegos anteriores se primaba la oferta económica a la hora de adjudicar las obras, “desde septiembre, con la nueva normativa, la oferta económica prima en un 60% y el resto va en función de mejoras técnicas del edificio y de los tiempos” de la construcción.

Al respecto, Educación recalca además que los nuevos pliegos para las concesiones de obras aprobados por el gobierno de Cristina Cifuentes “incluyen penalizaciones que incluso pueden triplicar las de la normativa anterior”.

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...