El maestro del piano pédalier, Roberto Prosseda, en concierto en España

Cultura / Música | 11 de marzo, 2018

Roberto Prosseda. 

viamadridtv.es-  (EFE).- El italiano Roberto Prosseda, único intérprete en el mundo que hace giras con piano pédalier, ofrecerá mañana un recital dentro del ciclo ‘Grandes Intérpretes’ en el Auditorio Nacional de Madrid, en el que mostrará “los lados ocultos del repertorio musical”, ha explicado en una entrevista con Efe.

 

De origen italiano, Roberto Prosseda (Latina, 1975) ha alcanzado gran notoriedad gracias a su “redescubrimiento” de las obras inéditas de Mendelssohn y a su interés por el piano pédalier, una variación del instrumento que incluye pedales a la manera de un órgano para ser tocado simultáneamente con los pies.

“Siempre he sentido curiosidad por los lados ocultos de la música”, afirma Prosseda, que descubrió que muchas de las obras de Meddelssohn estaban sin publicar y dedicó varios años a recopilar y sacar a la luz “el gran tesoro del compositor”, en un viaje musical que fue “toda una experiencia” y que le ayudó a profundizar en la visión poética y la personalidad del alemán.

Su estilo, detalla, era muy distinto al de Liszt o Wagner, “pero no fue un músico anticuado o de mente cerrada”, explica Prosseda, que en su concierto en Madrid interpretará obras suyas y de Schumann, Boëly, Liszt, Alkan y Gounod, que interpretará con el piano pédalier,

“Aprendí a tocar este instrumento para poder interpretar este repertorio” asegura Prosseda, que posee un instrumento único y tiene una técnica propia en la que trató de aplicar la técnica del piano a los pedales, ya que no existen escuelas ni libros y por lo tanto tuvo que inventar “su propia manera de tocar”.

El pedal del piano pédalier es como un teclado, “muy sensible” y “depende de cómo presiones la tecla suena más fuerte o más suave”, explica Prosseda que usa unos zapatos especiales, muy finos, para poder controlar los matices.

A pesar de haber tocado como solista junto a orquestas como la Filarmónica de Londres, la Filarmonica della Scala de Milán, la de Santa Cecilia de Roma o la New Japan Philharmonic, entre otras, asegura que el papel de los músicos no puede limitarse a dar conciertos, sino a darle un valor a la música y “atraer al público y conseguir que la gente sienta amor por la música clásica”.

“Es muy importante recordar que la música nos hace ser humanos, sentir emociones profundas, mirar dentro de nosotros mismos”, afirma Prosseda, que considera su trabajo su pasión, pues “le ayuda a vivir de un modo más intenso y a entender la vida y las emociones de un modo distinto cada día”.

Para el artista, la música y la interpretación de una pieza “siempre varían”, pues la misma versión “puede ser interpretada de una manera diferente”, algo que pretende demostrar con el robot pianista ‘Teotronico’, en conciertos en los que el robot y Prosseda tocan las mismas piezas musicales para que el público perciba la diferencias entre una producción literal de música y la “interpretación humana”.

“En la actualidad todo el mundo usa ordenadores, teléfonos, tablets, redes sociales y a veces debido a los avances tecnológicos nos olvidamos que somos humanos”, explica Prosseda, que realiza cada año más de 30 conciertos por todo el mundo con ‘Teotronico’, que tiene un éxito “enorme”, especialmente entre los jóvenes.

“Este experimento hace comprender al público que a veces ser humano también significa no ser perfecto, pero debido a que no es perfecto, tenemos más cosas que decir, tenemos una manera diferente de conectar con el público, de compartir emociones, que es lo más importante en la música”, apostilla

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...