El príncipe Enrique y Meghan Markle se dan el «sí, quiero»

0
130
El príncipe Enrique y Meghan Markle.
El príncipe Enrique y Meghan Markle, durante la ceremonia en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor.

viamadridtv.es. Agencias. El príncipe Enrique y la exactriz estadounidense Meghan Markle se han dado hoy el «sí, quiero» en una entrañable y soleada boda celebrada en la localidad británica de Windsor, que ha generado expectación máxima en todo el mundo.


La entrada de Markle, de 36 años, a la capilla de San Jorge del castillo de Windsor fue espectacular.

La estadounidense Meghan Markle escogió a la diseñadora británica Clare Waight Keller para su vestido de novia en la boda celebrada hoy en el castillo de Windsor con el príncipe Enrique.

Markle lució un diseño muy sencillo, blanco inmaculado con escote de cuello de barco y cubrió su rostro con un velo transparente, adornado con bordados en los bordes hechos de organza y con una cola de cinco metros de longitud.

Se han dado el «sí, quiero», se han intercambiaron los votos matrimoniales y los anillos ante una congregación de 600 personas, entre ellas miembros de la familia real británica y personalidades del mundo del espectáculo y la sociedad.

La ceremonia ha tenido lugar en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor en la que ha sido la decimosexta boda real que se ha celebrado allí desde 1863 y ha sido oficiada por el deán de Windsor, el reverendo David Conner, mientras que el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, ha sido el encargado de casarles.

Welby les ha proclamado marido y mujer después de que el primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, Michael Curry, pronunciara un discurso en el que ha destacado que «hay poder en el amor.

La novia llegó puntual a la iglesia. A las 12:00 hora local (las 13:00 hora peninsular española) bajó del automóvil, un antiguo Rolls-Royce Phantom IV, que la había llevado desde el hotel Clividen hasta el templo.

Markle entró en la capilla acompañada por diez niños que han hecho de damas de honor y pajes, entre ellos el príncipe Jorge y la princesa Carlota, hijos de los duques de Cambridge.

Después, el príncipe Carlos la tomó del brazo para conducirla hasta el altar donde le esperaba Enrique, vestido con el uniforme del regimiento de caballería Blues & Royals del Ejército británico junto a su hermano, el príncipe Guillermo.

El anillo de Markle ha sido diseñado con oro de Gales por la joyería Cleve & Company y Enrique, por su parte, lleva una alianza de platino.

Este mismo sábado, y horas antes de que contraer matrimonio, la reina Isabel II ha concedido el título de duque de Sussex al príncipe Enrique, según ha informado el palacio de Buckingham. Tras el enlace, Meghan Markle será «su alteza real duquesa de Sussex».

Además del ducado, la soberana británica ha decidido conceder a su nieto los títulos de conde de Dumbarton y barón Kilkeel.

La localidad inglesa de Windsor, que lució multitud de banderas británicas para celebrar una de las bodas más importantes del año.


Para tal ocasión, el pueblo, de 30.000 habitantes, no perdió la oportunidad de exhibir sus mejores galas y coloreó sus paisajes con miles de personas que siguieron de primera mano todo el espectáculo que rodeó a la ceremonia.

Entre estos últimos, los que más interés han despertado han sido el exfutbolista David Beckham y su mujer, la ex Spice Girl Victoria Beckham, que tan solo han encontrado otro matrimonio digno de competencia, el formado por el actor George Clooney y la abogada Amal Clooney.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here