FAPA y CCOO ven «una tomadura de pelo» la ley de gratuidad de libros de texto

0
63

viamadridtv.es-  (EFE).- La FAPA Giner de los Ríos y CCOO coinciden en tildar de «tomadura de pelo» la Ley de gratuidad de libros de texto, que en la práctica se limita a un sistema de préstamo en el que «las familias anticipan el coste de los libros, que se quedan en el colegio» y no serán gratuitos «hasta dentro de cuatro o cinco años».


La ley, aprobada a propuesta de Ciudadanos (Cs) en julio pasado, se iba a implantar el próximo septiembre, pero el Gobierno del PP «ha roto el calendario al sacar un decreto ampliando el plazo», que ya ha pasado por el Consejo Escolar donde obtuvo votos particulares de CCOO y de la FAPA, han dicho ambos a Efe.

La ley «solo prevé gratuidad prácticamente para primero y segundo de Primaria; para niños con necesidades especiales y padres con una renta inferior a 4260 euros anuales, o sea, los antiguos receptores de las ayudas de comedor, que antes no tenían ayuda de libros y ahora tendrán», según el presidente de la Fapa, Camilo Jené.

El préstamo funcionará así: «una familia compra los libros, los entrega al centro y la Administración se queda con ellos en propiedad». Pero hasta que el colegio no tenga suficientes libros puede ocurrir que «si los padres entregan siete libros el centro no se compromete a darles la misma cantidad, quizás les den cinco».

Según coinciden la Fapa y Comisiones Obreras, «todo va financiado por las familias, no existe gratuidad. El alumno tras utilizarlos durante el curso los tiene que devolver y si algún libro no está en buen estado, los padres tendrán que volver a comprarlo».

Se entiende que este sistema «permitirá la gratuidad dentro de cuatro o cinco años, porque las familias habrán suministrado suficientes libros a la Administración como para recibir la misma cantidad de libros que ha entregado», explica Jené.

Para CCOO, «es un engaño a la ciudadanía y la responsabilidad es tanto del PP como de Cs, porque la gratuidad anunciada es un auténtico ‘bluf’ a la opinión pública: no habrá libros gratuitos el próximo curso y está por ver el siguiente», según su secretaria de Enseñanza, Isabel Galvín.

«No hay financiación suficiente. Al final es una ley de préstamo que perjudica a las familias y quieren ponerla en marcha antes de entrar en vigor la nueva ley. Pasaron el decreto por el Consejo Escolar pero aún no lo publicaron en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid», asegura Galvín.

«Lo que pretende la Consejería de Educación es regularlo con Instrucciones enviadas a los centros. Les están obligando a elegir un responsable de Libros que tendrá que trabajar en julio sin saber con qué funciones, con una plataforma digital Raíces que no está funcionando y sin negociarlo con nadie», lo que CCOO recurrirá.

Según la Consejería, el retraso en el calendario se debe a que los centros tenían presupuestados hasta 18.000 euros para comprar libros, pero como la nueva ley estatal de contratación pública limita hasta 15.000 euros los contratos menores -para estar exentos de concurso público-, muchos colegios sobrepasarán esta cifra.

De ahí que el Gobierno regional haya tenido que elaborar un Acuerdo marco para que los centros puedan sobrepasar ese límite «con seguridad jurídica», y como ese acuerdo llevará «ocho meses de tramitación», su puesta en marcha se pospone hasta el curso 2019-2020, explica la Consejería.

Para Jené, este acuerdo es «una excusa, porque la ley se aprobó en julio con una enmienda del PSOE para que los libros fuesen realmente gratuitos. En octubre, PP y Cs volvieron a llevar la ley a la Asamblea para votarla nuevamente. Se quitaron las enmiendas del PSOE y la ley de gratuidad se ha quedado en una ley de préstamos».

Educación explica que el próximo curso 2018-2019 se estrenará el programa Accede, de préstamo de libros, que beneficiará a 150.000 alumnos -de Infantil, Primaria, ESO, FP Básica y Educación Especialde familias con ingresos inferiores a 4260 euros, para lo cual el Gobierno incrementó de 6 a 22 millones de euros el presupuesto, aportando entre 40 y 270 euros por alumno en función del curso.

Según la FAPA, «ello no exime a las familias de estos cursos de poner parte del dinero el próximo septiembre. Con la ley anterior no tendrían que poner, pero la propia Consejería ha roto el calendario».

Galvín asegura que «los centros y la comunidad educativa están indignados. Educación está sobrecargando a los centros con más trabajo sin añadir personal de administración y sin que el programa informático funcione. Es un anuncio propagandístico, de Cs y del PP, que vendieron la ley de gratuidad antes de tener una propuesta concreta de cómo la iban a aplicar».

Para Jené, «este septiembre todo va a funcionar exactamente igual que años pasados, excepto para las familias receptoras de las antiguas ayudas de comedor», ha concluido. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here