Educación: El adelanto de los exámenes a junio beneficia a los alumnos El adelanto de los exámenes de septiembre a junio fue aprobado en junio de 2017 por el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid

Educación | 6 de junio, 2018

Madrid, 6 jun (EFE).- La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha señalado hoy que el adelanto de los exámenes extraordinarios al mes de junio beneficia a los alumnos, los profesores, los centros educativos y las familias.

 

Fuentes del Departamento que dirige el consejero Rafael van Grieken han respondido así a CCOO, que ha anunciado acciones jurídicas por considerar que este cambio del calendario escolar está “fuera del marco normativo”, y a UGT, que ha denunciado el incremento de trabajo docente en los institutos de secundaria de la región por este motivo.

Las mismas fuentes han explicado a Efe que el adelanto de los exámenes de septiembre a junio fue aprobado en junio de 2017 por el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid en el que están representados todos los sectores de la comunidad educativa.

Han precisado que esta medida ha sido reclamada por los propios Institutos de Educación Secundaria, ante el “escaso éxito” que se registraba en las pruebas extraordinarias de evaluación de septiembre y motivada también por el calendario de acceso e inicio de curso en la Universidad.

 

Las estadísticas indican que hasta el 58 por ciento de los estudiantes de Bachillerato y el 49 por ciento de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) con asignaturas suspensas no superó ninguna materia pendiente en los exámenes de septiembre.

 

El adelanto de las pruebas extraordinarias de evaluación de septiembre a junio de 2018 está recogido en la orden de calendario escolar 2017-2018.

Se trata de “una circunstancia prevista y conocida por los centros desde hace un año para la que han adaptado su programación general anual y su plan de actividades para junio de 2018”, han indicado desde el Departamento de Educación.

El nuevo calendario escolar no implica un incremento del número de pruebas o exámenes que se realizan a lo largo del curso, ni un aumento de días lectivos, han señalado.

Los exámenes extraordinarios se realizan en junio a cargo de los mismos profesores que los alumnos han tenido durante el curso y teniendo la posibilidad de realizar actividades de apoyo y refuerzo.

Con carácter general, todos los Institutos de Educación Secundaria finalizarán las pruebas extraordinarias de evaluación el 22 de junio, lo que no interfiere en la participación de profesores interinos en los procesos de oposición que tendrán lugar con posterioridad a esa fecha, han apuntado desde la Consejería.

Con esta medida, la Comunidad de Madrid pretende potenciar la evaluación continua y que los alumnos con asignaturas suspensas puedan realizar actividades de apoyo, refuerzo y tutorización en su centro y con sus propios profesores.

Los alumnos con asignaturas aprobadas tienen programadas actividades de refuerzo, culturales, deportivas, recogidas en un plan específico diseñado por los propios centros.

Educación ha destacado que el nuevo calendario escolar también favorece “la mejor organización del inicio de curso” en los institutos, ya que este anticipo de exámenes se aplica desde hace tiempo en las universidades españolas y está relacionado con la entrada en vigor del Plan Bolonia de reforma universitaria en Europa.

Para los estudiantes de segundo de Bachillerato, el adelanto de los exámenes extraordinarios a junio supone “un beneficio muy importante”, dado que aumentarán considerablemente sus opciones de cursar el grado universitario deseado sin tener que esperar a superar las materias pendientes en septiembre, lo que reducía mucho sus posibilidades de elección de plazas universitarias.

Antes de este cambio en el calendario escolar, los alumnos de segundo de Bachillerato que aprobaban la Selectividad en septiembre comenzaban el curso más de un mes más tarde que sus compañeros de carrera.

Asimismo, los centros también pueden organizar el comienzo del nuevo curso escolar con mayor antelación (formación de grupos en los centros o nombramientos de docentes).

La medida también fomenta la conciliación de la vida familiar durante los meses de verano y favorece a su economía, ya que no tendrán que destinar dinero en verano para clases de refuerzo.

Ante el anuncio de acciones jurídicas por parte de CCOO, la Consejería de Educación ha recordado que el pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya rechazó un recurso presentado por el sindicato para impugnar el calendario escolar. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...