Dos meses antes de los atentados del 17A: compra de explosivos y venta de oro

Sucesos España | 9 de agosto, 2018

La célula de Ripoll que atentó en las Ramblas el 17  de Agosto de 2017 causó 16 muertos y más de 120 heridos.

viamadridtv.es- Agencias.-Durante dos meses estuvo preparando los atentados del 17A la célula de Ripoll, tiempo en el que sus integrantes compraron centenares de litros de agua oxigenada y acetona para fabricar el explosivo conocido como “la madre de Satán” y vendieron joyas de oro para conseguir rápidos ingresos.

Informes de los investigadores que obran en el sumario de la causa, al que ha tenido Efe, detallan la importancia y “capacidad de adaptación y de flexibilidad” del grupo logístico de la célula, encargados de llevar a cabo todo tipo de trámites para preparar el atentado.

La célula de Ripoll que atentó en las Ramblas el 17  de Agosto de 2017  podría haber financiado mediante microcréditos de concesión rápida y la venta de joyas de oro para lograr ingresos rápidos justo antes de la fecha de los ataques.

Así se recoge en el sumario de la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, quien solicitó el pasado 11 de junio a tres entidades de préstamos de concesión rápida todos los datos que posean sobre la petición y concesión de microcréditos a dos de los miembros de la célula yihadista y tres de sus familiares. De este modo, rastrea las posibles vías de financiación a las que pudieron acceder los terroristas y si se valieron para ello de sus allegados.

El juzgado pide información a esas empresas sobre un total de seis personas. Una de ellas es el conductor de la furgoneta, YOUNES ABOUYAAQUOUB , autor del atropello en LAs Ramblas de 13 personas fallecidas, aunque también pide datos similares sobre su hermano Hicham, que es objeto de seguimientos policiales.

Las pesquisas se dirigen también sobre las gestiones que pudieron haber hecho ante estas entidades Mohamed Hichamy -uno de los terroristas abatidos por la policía autonómica en Cambrils- y Rachid y Saber Oukabir, cuyo hermano Moussa resultó también muerto en la localidad tarraconense.

El último a quien se investiga en relación con estas entidades es Mohamed Houli, quien resultó herido en la explosión de la vivienda tarraconense de Alcanar, donde los terroristas elaboraron los explosivos y almacenaban un centenar de bombonas de butano.

También se detalla que entre los escombros de ese inmueble demolido por la deflagración se halló un teléfono móvil perteneciente a Houli donde se encontraron pruebas del contacto del presunto terrorista con otras empresas prestamistas.

Los Mossos relatan en su informe al juez que las peticiones a empresas de microcréditos para financiar atentados terroristas tiene como antedecentes la actuación del yihadista Amedy Coulibaly, quien obtuvo un crédito de 6.000 euros para financiar el atentado de París y la huida a Oriente Próximo.

Ese sistema de financiación ha sido usado por los denominados ‘combatientes extranjeros‘ (foreign fighters) para desplazarse a zonas de conflicto como Siria o Irak, “siendo un dinero que nunca devolverán y que cederán a la organización terrorista DAESH una vez llegados a su territorio”.

Además, desde el 12 de agosto, varios terroristas se dedicaron a la venta de oro para conseguir ingresos para el final de los preparativos.

Aalla fue uno de los encargados de esas ventas, la primera vez obtuvo 800 euros por varias joyas y en la segunda ocasión, aunque la dependienta valoró las piezas que le llevaba en 814 euros, el trato se rompió cuando la mujer sospechó que las joyas podían ser robadas.

La víspera de los atentados, Houli consiguió 1.118 euros por 18 pendientes, 4 anillos, 2 cadenas, 6 colgantes y una pulsera en otra tienda dedicada a la compra de oro.

El sumario también revela que la célula yihadista preparó el ataque en tan sólo dos meses, cuando en principio se estimaba que habían tardado medio año. En ese tiempo tan breve, sus integrantes adquirieron los elementos necesarios como grandes cantidades de agua oxigenada y acetona para fabricar el explosivo conocido como “la madre de Satán”  vendieron joyas de oro para conseguir rápidos ingresos que les permitiese financiarse, utilizando para su elaboración tutoriales de Google.

Ese grupo estaba integrado por Mohamed Hichamy (abatido en Cambrils), Youssef Aalla (muerto en la explosión en la casa de Alcanar) y Younes Abouyaqooub, autor material de los 13 fallecidos de Las Ramblas , que fue abatido días después por los Mossos.

El superior directo de los tres era el imán de Ripoll, Abbdelaki Es Satty , presunto cerebro de los atentados, quien también murió en la explosión de la casa de Alcanar.

Según el sumario, el 12 de julio se produjo el punto de inflexión por el que la célula pasa de la “fase de planificación” a la “fase de acción y preparación de las acciones terroristas” que ejecutaron finalmente 36 días después y que causaron 16 muertos y más de 120 heridos.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...