El acusado de una red de narcotráfico confiesa que le ofrecieron 10.000 euros por los contactos

0
86

juicio

Vigo (EFE)

Manuel de F., uno de los cuatro acusados de pertenecer a una red de narcotráfico que introducía cocaína en España a través de aeropuertos portugueses, ha confesado que recibió una oferta de 10.000 euros a cambio de proporcionar contactos a la banda y hacer de intermediario en envíos provenientes de Sudamérica.

En la vista oral celebrada hoy en la Audiencia de Pontevedra, los abogados de la defensa solicitaron la libre absolución de los acusados, ya que negaron su implicación en el caso, y pidieron la suspensión del juicio por tratarse de una asunto de extranjeros y fuera de territorio nacional, lo que la jueza rechazó.

Según el escrito de acusación, los cuatro imputados, en colaboración con otras personas no identificadas, trataron de establecer, a partir de noviembre de 2012, una vía estable de entrada de cocaína desde Sudamérica camuflada en maletas que llegarían a aeropuertos portugueses.

Cada uno tenía funciones definidas dentro de la red, de modo que Frank J. aportaba al grupo los contactos, tanto con los proveedores de la cocaína en países de Suramérica como con los destinatarios o distribuidores finales de la droga en España, mientras que Miguel Ángel P. hacía de enlace entre las ramas sudamericana y portuguesa del grupo.

Mario L. se encargaba de los contactos en Portugal, tanto con trabajadores de los aeropuertos como con otras personas que se recogerían las maletas y las entregarían a los dirigentes, y Manuel F. era un subordinado del primero, al que trasladaba en coche para asistir a reuniones, a veces transmitía sus instrucciones a los otros miembros del clan, y otras hacía de vigilante.

Sin embargo, en su declaración, Manuel F. ha negado trabajar bajo las órdenes de Mario Lourenço, cuya función, según ha narrado, consistía en hacer funciones de intérprete dado su conocimiento del español, y de acompañante en diversas reuniones con los otros miembros.

Asimismo, ha apuntado a dos sospechosos desconocidos como «cabecillas» de la banda y ha confesado haber recibido una oferta de 10.000 euros por proveer contactos y hacer entregas de fotografías relativas a la maleta en la que se iba a trasladar la droga.

La Fiscalía pide para tres de los acusados Frank J., Mario L., y Manuel F., todos ellos con antecedentes por narcotráfico, sendas condenas de diez años y medio por transporte de drogas y pertenencia a grupo criminal. Asimismo, solicita nueve años y medio para Miguel Ángel P. al no concurrir en su caso el agravante de reincidencia.

Tras varios intentos fallidos, el grupo fue desarticulado cuando trató de introducir en enero de 2013 en el aeropuerto de Oporto una total de 15,9 kilogramos de cocaína ocultos en una maleta de un vuelo procedente de Caracas, que recogió Marcio José, detenido por la Policía de Portugal y absuelto finalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here