El Mercado de San Miguel refuerza su gastronomía con estrellas Michelin

Cómete Madrid / Productos Artesanos / Turismo | 6 de octubre, 2018

Mercado de San Miguel

Madrid.- (EFE).- El histórico Mercado de San Miguel de Madrid fue pionero en España en su apuesta por la gastronomía que, diez años después y con nuevos propietarios, se refuerza con la incorporación de propuestas de cocineros con estrellas Michelin como Jordi Roca, Rodrigo de la Calle, Roberto Ruiz y Ricardo Sanz.

El mercado, construido entre 1913 y 1916 y el único de Madrid que conserva su estructura original de hierro, es uno de los espacios más visitados de la capital, lo que ha llevado a la nueva propiedad, el grupo holandés Redevco Iberian Ventures, a apostar por una gastronomía de mayor calidad cuando se cumplen diez años de su lanzamiento como mercado gastronómico, modelo que se ha extendido a otras ciudades.

Entre las nuevas propuestas están la arrocería de Rodrigo de la Calle, cocinero con una estrella Michelin en su restaurante El Invernadero, también en la capital.

“Con estos cambios se quiere dar una mejor imagen de la gastronomía española, especialmente de cara al turista foráneo”, explica a Efe quien lleva además cinco años “vendiendo paellas en China” y ya tuvo un menú dedicado a arroces en su primer restaurante en Aranjuez (Madrid).

“Me buscaron por mi historial en arroces”, dice quien aporta al Mercado de San Miguel tapas y raciones de arroz de marisco, negro, paella valenciana, de verduras o fideuá. “Se trata de que la oferta gastronómica esté a la hora de lo que se merece este espacio, Madrid y la Marca España”.

Ricardo Sanz, del Grupo Kabuki con cuatro “brillos”, aporta Kirey by Kabuki con sus sushis, sashimis, sopas, pastas y parrillas japonesas, y Roberto Ruiz, con una estrella en Punto MX (Madrid), hace un homenaje a su México natal a base de tacos y margaritas.

La novedad dulce corre a cargo de Jordi Roca, repostero de El Celler de Can Roca (con tres estrellas Michelin en Girona) e impulsor de la heladería artesanal Rocambolesc, que abre nuevo espacio en este mercado.

Grupo Arzábal, con varios espacios en Madrid, asume las dos barras centrales para dar protagonismo al tapeo castizo y pasear sus carritos de sus afamadas croquetas de bacalao, jamón ibérico, gamba, boletus e Idiazábal.

Elaboraciones con salmón de Ahumados Domínguez, el clasicismo madrileño del centenario Lhardy, los ibéricos de Carrasco Guijuelo, las carnes de razas autóctonas españolas de Raza Nostra, los quesos de Mya Valdalos y Mozheart, los pescados y mariscos de Morris y El Señor Martín, las ostras de Daniel Sorlut y las tapas con ahumados salazones y conservas de pescado de La Casa del Bacalao completan la propuesta.

También la cocina saludable a base de frutas y verduras de Felixia, el cangrejo como protagonista en Crab, Crab, Crab; los dulces del Horno de San Honofre y los yogures artesanales de La Yogurtería.

Para acompañarlas, los vinos de El 19 de San Miguel, Pinkleton & Wine, el rincón especializado en los vinos de Jerez The Sherry Corner o los vermús de La Hora del Vermú.

Según se ha explicado hoy durante la presentación de esta nueva etapa, se han querido mejorar aspecto como “calidad, sanidad, precios, producto y experiencia del cliente”. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...