Cuadro de Tiziano del Escorial llega al Palacio Real para su restauración

Artes Plásticas / Cultura | 6 de octubre, 2018

El Cristo Crucificado de Tiziano

Madrid (EFE).- El “Cristo Crucificado” de Tiziano, que el día 3 se desprendió en la sacristía del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y sufrió desperfectos, ha llegado hoy a los Talleres de Restauración del Palacio Real para su reparación.


La obra padece “un desgarro horizontal en el soporte de la tela en la parte inferior del cuadro de unos 90 centímetros de ancho”, según han confirmado a Efe fuentes de Patrimonio Nacional.

Este óleo sobre lienzo de 242 x 137 centímetros, pintado por Tiziano en 1565, y que cayó desde más de dos metros de altura, está ya en manos de los restauradores en una labor cuya duración no han sabido precisar.

El sistema de anclaje de los demás cuadros que se encuentran en la sacristía del Monasterio de El Escorial están siendo revisados. Se trata de 35 obras, entre ellas, un Ribera y dos Lucas Jordán, según ha explicado a Efe el director de Colecciones Reales, José Luis Díez.

Según Díez, lo que sucedió con la caída del Tiziano, según ha determinado el análisis del equipo técnico, “fue un accidente por vejez natural por el comportamiento de los anclajes, ya que son históricos, de forjado y tacos de madera, como por el comportamiento de entorno del yeso del muro que se desgajó”.

“El material del yeso, como la madera vieja, con el tiempo, y con el grado de sequedad, han hecho que la escarpia coja holgura y haya cedido. Estamos hablando de un tipo de material que puede tener cien años”, ha subrayado.

Esto no debería haber sucedido pero es un trabajo dentro de los habituales que se hacen en Restauración. Al ser un cuadro grande el trabajo es lento y laborioso y pedirá su tiempo. Hay que hacerlo con calma, como lo hacemos siempre, no va a ser diferente porque sea de Tiziano”, concluye.

La sacristía del monasterio de unos 35 metros de longitud es un lugar que no se visita y es donde se guardan en grandes cajoneras las prendas y los ornamentos litúrgicos del siglo XVII, para las celebraciones de los oficios. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...