Empresario arrepentido de Gürtel se niega a hablar en el Congreso

Madrid / Política | 9 de octubre, 2018

El empresario Alfonso García Pozuelo

Madrid (EFE).- El empresario Alfonso García Pozuelo imputado por varias causas de corrupción vinculadas a la trama Gürtel, se ha negado hoy en el Congreso a contestar las preguntas de los diputados sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular.

García Pozuelo solo ha tomado la palabra al inicio de la sesión de la comisión para decir que se acogía a su derecho constitucional a guardar silencio, debido a que hay varias causas abiertas en la Audiencia Nacional que le afectan.

El empresario, ex director general de Constructora Hispánica, reconoció en el juicio por la primera época de la trama Gürtel haber pagado comisiones a cambio de adjudicaciones al cabecilla de la trama, Francisco Correa, y al que fuera alcalde de Pozuelo de Alarcón y marido de la exministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda.

Hoy, no ha querido responder a ninguna de las preguntas de los diputados, incluidas las relacionadas con el exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos, que también comparece este martes ante la comisión.

La actitud de García Pozuelo ha sido censurada por la mayoría de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, por su falta de colaboración con la investigación “política, que no jurídica”, han puntualizado.

El portavoz del PP, Francisco Molinero, ha mostrado su respeto al derecho a guardar silencio del compareciente, de quien ha dicho que si contara todo lo que sabe, seguramente los portavoces del resto de grupos preferirían que no hablase.

Y ha vuelto a acusar al resto de grupos de utilizar la comisión para “demonizar” al PP y “abrir una causa general” contra este partido.

Ante el tribunal de Gürtel, García Pozuelo reconoció haber abonado en 2004 un total de 65.000 euros a Correa “para Sepúlveda” por adjudicaciones en Pozuelo, así como 1,5 millones en 2002 y 2003 al extesorero del PP Luis Bárcenas, y al exdiputado del PP Jesús Merino.

En la contabilidad paralela del partido, cuya existencia Bárcenas reconoció en el juicio, se refleja que García Pozuelo habría pagado al PP al menos 72.000 euros en el año 2000 y otros 90.000 más en 2003 y 2004.

Un reconocimiento que no hizo en los inicios de la instrucción de la pieza de la ‘caja B’, en la que también se acogió a su derecho a no declarar ante el juez. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...