El papa incluye al arzobispo Scicluna en la Congregación para la Doctrina de la Fe Considerado uno de los máximos expertos en la persecución de los abusos sexuales por parte del clero

Sociedad | 14 de noviembre, 2018

Charles Scicluna,secretario adjunto en la Congregación para la doctrina de la Fé, un órgano colegiado de la Santa Sede encargado de custodiar la correcta doctrina católica en la Iglesia.

viamadridtv.es.- Agencias.- El papa Francisco nombró al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, conocido por sus recientes investigaciones sobre los casos de pederastia en la Iglesia chilena, como secretario adjunto en la Congregación para Doctrina de la Fe, informó el Vaticano.

 

Scicluna que continuará a cargo de Malta ya fue promotor (fiscal) de justicia en la Congregación para la Doctrina de la Fe y después miembro de esta institución, dirigida entonces por el cardenal Joseph Ratzinger, hasta 2015 cuando fue nombrado arzobispo.

El nuevo “fichaje” del papa es considerado uno de los máximos expertos en la persecución de los abusos sexuales por parte del clero y ya estuvo encargado de investigar en 2005 al fundador de los Legionarios de Cristo, el mexicano Marcial Maciel, quien fue hallado culpable de abusos sexuales.

Scicluna ha sido también el encargado, junto con el sacerdote español Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de llevar la investigación sobre las acusaciones al obispo de Osorno, Juan Barros, de encubrir los abusos sexuales cometidos hace algunos años por el sacerdote Fernando Karadima.

El papa Francisco le encargó la investigación de regreso de su viaje en enero a Chile y Perú, donde había defendido a Barros. Tras sus pesquisas, el papa afirmó que había sido mal informado y convocó al Vaticano a todos los obispos chilenos, quienes presentaron en bloque su renuncia.

En España, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha admitido que durante años la Iglesia ha guardado un “silencio cómplice” ante los casos de pederastia en el seno de esta institución, que ha enmarcado en un contexto de “inacción de toda la sociedad española” ante estos delitos.

“Es verdad que la Iglesia está obligada a un testimonio más coherente que nadie, pero esto no exime al resto de asumir su cuota de responsabilidad en esta cultura común compartida de silencio”, ha considerado Gil Tamayo en una entrevista con Efe concedida una semana antes de concluir su mandato.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...