Una edil del PP Alcorcón deja su cargo como consejera de Esmasa tras polémica

Municipios / Zona Sur | 11 de diciembre, 2018

Ayuntamiento de Alcorcón en Madrid.

Alcorcón (EFE).- La edil del PP de Alcorcón Laura Pontes dejará su cargo como consejera de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón (Esmasa) en una Junta General Extraordinaria de Accionistas en la que también se dará cuenta del cese del anterior presidente y su sustitución por la edil del PP Ana Gómez.


Así lo ha avanzado la concejal de Ganar Alcorcón, Raquel Rodríguez, que también es consejera en Esmasa, asegurando que esta renuncia se debe a un punto más en “la guerra interna del PP”, que “no solo es incapaz de gestionar la ciudad sino que, además, es incapaz de gobernarse a sí mismo”.

Aunque desde el PP no se han pronunciado sobre esta nueva dimisión, desde Ganar Alcorcón lamentan que al “pésimo momento” por el que atraviesa la gestión de la limpieza en la localidad se suma ahora el “caos” en la empresa municipal a consecuencia de las “maniobras irregulares” para nombrar a Ana Gómez como presidenta.

Una polémica que se remonta a noviembre pasado, cuando el alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), designó a la tercera teniente de alcalde, Ana Gómez, como nueva presidenta del Consejo de Administración de Esmasa, en sustitución de Ignacio González Velayos, también concejal del PP, que ejercía el cargo desde 2015.

Todos los partidos de la oposición se negaron entonces a aceptar este nombramiento, acusando al regidor de haber elegido “a dedo” y “fuera de la ley” a Gómez, ya que este tipo de nombramientos “deberían pasar por la Junta General de Esmasa”, que a su vez está presidida por el alcalde.

Desde el PSOE advirtieron entonces de “los graves problemas de funcionamiento de la empresa” que había provocado la entrada de Gómez de forma “unilateral y vulnerando formalmente los estatutos de la empresa pública”, más aún cuando el presidente saliente, González Velayos, “todavía no ha dimitido”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Alfonso Reina, acusó directamente al alcalde de haberse “saltado la ley” nombrando “a dedo” al nuevo presidente del Consejo de Administración de la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa), ya que este debía “pasar por la Junta General de Accionistas”.

Sin embargo, la concejal aludida, Gómez, reiteró a Efe en varias ocasiones que en su nombramiento como presidenta de Esmasa no había existido “ningún tipo de irregularidad”, ya que “es al alcalde a quien le corresponde hacerlo, aunque la oposición se niegue a reconocerlo”.

“Cuando el alcalde delega en un concejal la presidencia, esta persona es nombrada a la vez como presidente y como consejero, y únicamente existe la obligación de dar cuenta del nombramiento en la próxima junta general, a efecto de dar comunicación del cambio en el registro mercantil”, añadió Gómez.

Desde la asociación ‘Mujeres en Igualdad’ han salido en defensa de Gómez a través de un comunicado en el que expresan su rechazo a la actitud tomada ante la recién nombrada presidenta de Esmasa, de quien alaban su “acreditada capacidad de gestión y su formación profesional, similares o superiores a los del anterior presidente”.

Para ‘Mujeres en Igualdad’, esta polémica “responde a otras razones, como su condición de mujer”, por lo que lo consideran “una actitud discriminatoria e intolerable en una sociedad democrática que aspira al desarrollo pleno de la mujer en igualdad de oportunidades”. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...