La Universidad Autónoma revela nuevos datos sobre la enfermedad de Chagas

Investigación / Salud y medicina | 18 de diciembre, 2018

Madrid, 18 dic (EFE).- Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha logrado secuenciar y ensamblar dos nuevos genomas de un parásito (el Trypanosoma cruzi), responsable de la enfermedad de Chagas, uno de los males tropicales más desatendidos.

Los resultados que han obtenido, publicados en la revista “Scienitific Reports”, podrían contribuir positivamente a la investigación de esta enfermedad, apunta la UAM en una nota.

Desde 2005, cuando se publicó la primera secuencia genómica del parásito Trypanosoma cruzi, los científicos han encontrado una “gran variabilidad” genómica entre sus cepas, aunque “solo unos cuantos genomas han sido secuenciados”.

Ahora, un equipo de la UAM ha utilizado las nuevas tecnologías para ensamblar, a partir de millones de secuencias y “a manera de un gran puzzle”, dos nuevos genomas de ese parásito, logrando extraer su información y significado biológico.

Los autores han sostenido que los dos nuevos genomas se corresponden a cepas “de gran interés científico”, puesto que una de ellas está relacionada con altos niveles de virulencia, y la otra es una cepa híbrida asociada a transmisión vertical de la enfermedad denominada ‘Bug2148’.

Los firmantes del trabajo añaden que esta comparativa genómica les permitió identificar a los grupos genéticos más probables asociados al desarrollo de la enfermedad y al proceso de infección.

Además, pudieron identificar a las familias proteicas expuestas a constante evolución, que confieren al parásito una ventaja biológica ante el desarrollo de fármacos.

La Organización Mundial de la Salud ha identificado la enfermedad de Chagas como una de las principales causas de muerte en América Latina, responsable de 20.000 a 50.000 muertes anuales.

Actualmente se estima que existen 25 millones de personas en riesgo de contraer este mal, tanto en zonas endémicas como no endémicas, incluyendo prácticamente todo el continente americano y parte del europeo.

Hasta la fecha no existe cura y los fármacos disponibles suelen causar efectos secundarios que obligan a los pacientes a abandonar el tratamiento, por lo que es considerada una de las enfermedades tropicales más desatendidas, según la UAM. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...