Conthe no emprenderá acciones por las escuchas al estar prescrito el posible delito

España / Tribunales | 12 de enero, 2019

Manuel Conthe

viamadridtv.es.- Agencias.- El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe no va a emprender acciones legales por las supuestas escuchas encargadas por el BBVA al excomisario José Manuel Villarejo, pues el delito, por los años transcurridos, estaría “superprescrito”.

Conthe ha señalado hoy a Efe que esas supuestas escuchas a empresarios, miembros del Gobierno y a los máximos responsables de la CNMV de aquella época si ocurrieron, pues él no tiene de ellas una “constancia directa”, se habrían hecho en 2005 y el posible delito estaría prescrito.

De todas formas, ha afirmado que si existiera alguna grabación ilegal de él de aquella época, es “imposible” que le pueda involucrar en algo que pueda ser “reprochable” y que la posibilidad de que una filtración de conversaciones suyas en esa época le cause daño “es cero”.

La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) inició en 2015 diligencias para investigar una presunta trama de corrupción que implicaba a directivos y técnicos del supervisor bursátil, a raíz de una denuncia interpuesta en 2012 por la entidad de asesoramiento financiero Dracon Partners, supuestamente perjudicadas en la concesión de licencias por la CNMV, aunque la Fiscalía las archivó en enero de 2017.

En el caso de las supuestas escuchas a empresarios, miembros del Gobierno y responsables de la CNMV por encargo del BBVA, varios medios de comunicación han informado de que el banco, entonces presidido por Francisco González, contrató los servicios del Grupo Cenyt, empresa de Villarejo, entre 2010 y 2017. Esos servicios incluyeron escuchas de conversaciones, especialmente durante el periodo en el que la constructora Sacyr quiso tomar el control de BBVA.

El banco ha manifestado que en junio de 2018 inició una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por el Grupo Cenyt, y el Gobierno, según manifestó ayer su portavoz, Isabel Celaá, tendrá en breve su análisis sobre el caso de las escuchas.

El presidente de honor de BBVA, Francisco González, ordenó al excomisario de policía José Villarejo, controlar los movimientos de una serie de personalidades para frenar el asalto de Sacyr, con la ayuda del entonces Gobierno socialista, al banco, del que por entonces era su máximo responsable, según se desprende de la investigación que está llevando a cabo la Audiencia Nacional sobre el caso Tándem, que investiga las presuntas actividades delictivas de Villarejo.

Debido a la trascendencia, el tribunal ha decidido abrir una pieza separada por los contratos realizados por BBVA con el comisario, que actualmente se encuentra en prisión preventiva por esta causa.

Estas intervenciones se remontan al año 2004, meses después de que el PSOE ganara las elecciones generales con José Luis Rodríguez Zapatero al frente. En la documentación, según ha podido saber este periódico, se refleja cómo los pinchazos a Miguel Sebastián provocaron la avería de dos de sus teléfonos, llegando a tener que cambiarlos.

Además de estas investigaciones, el equipo de Villarejo tuvo que hacer un seguimiento de miembros destacados del Congreso de los Diputados y de La Moncloa.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...