Ecologistas pide poner coto a las 132 fincas que celebran bodas en Madrid

0
20
Feria las 1001 Bodas en Ifema

Madrid,  (EFE).- Ecologistas en Acción pide que la Comunidad de Madrid ponga límite a la celebración de bodas en fincas y asegura que un total de 132 espacios en la región acogen este tipo de eventos, en su mayoría en “áreas ecológicamente vulnerables” y de forma ilegal, al no contar con licencia.


La organización, que teme que nueva Ley del Suelo que tramita la Asamblea de Madrid agrave la situación, ha elaborado un mapa de fincas rurales en las que se celebran bodas, con un visor que da información detallada de cada uno de estos 132 espacios, repartidos en 62 municipios y concentrados en la zona oeste.

Chinchón es el municipio que más instalaciones de este tipo tiene, 9, y también abundan en Valdemorillo (7), Galapagar (7), Madrid (5), Aranjuez (5), San Lorenzo de El Escorial (4) y Arganda del Rey (4).

El 73 % de estas fincas, un total de 97, están localizadas en suelo no urbanizable de protección, 34 están espacios naturales protegidos –Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (13), Parque Regional del curso medio del río Guadarrama (12), Parque Regional del Sureste (8) y otra en el Parque Natural Regajal-Mar de Ontígola- y 64 están en espacios de la Red Natura.

Además, de acuerdo a este informe, solo 38 de estas fincas cuentan con autorización autonómica, el paso previo necesario para poder obtener una licencia municipal, por lo que la mayoría de ellas son ilegales; 24 han sido denunciadas en algún momento.

Para medir su impacto medioambiental Ecogolistas ha elaborado un mapa estableciendo diferentes zonas en función de su vulnerabilidad, teniendo en cuenta su hidrología, ecosistemas, entornos naturales, suelo, riesgo de incendios y fragilidad del paisaje.

De acuerdo con este criterio, 70 fincas están en entornos de vulnerabilidad muy alta, 48 fincas en vulnerabilidad alta y 14 fincas en entornos de vulnerabilidad moderada, sin estar situada ninguna de ellas en entornos de vulnerabilidad baja.

Ecologistas culpa de estos eventos a la ley de Medidas Fiscales y Administrativas de 2012, que abría la puerta a la hostelería en suelo rústico, y teme que la nueva Ley del Suelo autonómica, en tramitación, agrave la situación, al ampliar los posibles usos e instalaciones autorizables.

Ecologistas recuerda que las bodas reúnen a múltiples vehículos entre coches y autobuses y a cientos de personas, con música alta e incluso fuegos artificiales en zonas protegidas por la presencia de hábitats o fauna sensible, cuando no se celebran en áreas residenciales, con las consiguientes molestias a los vecinos.

Además, las fincas han perjudicado a las empresas que hasta ahora prestaban este servicio en suelo urbanizable, ya que no se abren nuevos espacios en estos suelos y sí se cierran al no poder competir, asegura Ecologistas citando a la asociación FEIDE (Fincas y Espacios Ilegales de Eventos).

En octubre de 2017, la Asamblea de Madrid rechazó, con los votos de PP y Ciudadanos, regular los eventos en fincas rurales, como sí pidieron Podemos y el PSOE. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here