Casi 3.000 copas y 300 botellas para el concurso de cata más cotiza

Cómete Madrid / Vinoteca | 5 de marzo, 2019

Madrid,  (EFE).- Las 120 plazas dobles del XII Premio Vila Viniteca de Cata por parejas se agotaron en menos de 5 minutos, pago de 200 euros mediante, un nuevo récord que refleja el interés de los amantes del vino por el concurso mejor dotado económicamente: 40.000 euros entre las tres parejas ganadoras.

Todas las cifras de este certamen anual, que alterna Madrid y Barcelona como sedes y que acogerá el Casino de Madrid el 24 de marzo, son abultadas, ya que en la pasada edición se utilizaron 2.700 copas y se descorcharon casi 300 botellas, mientras que la feria que se celebra en paralelo atrajo a más de 1.500 personas que disfrutaron de 117 tipos de quesos y bebidas de más de 60 bodegas.

“Por eso, porque la logística y la operativa son muy complicadas, no podemos ampliar el cupo de participantes aunque haya mucha demanda; no queremos alcanzar ningún récord Guinness”, ha explicado hoy a Efe Quim Vila, copropietario de la distribuidora de vinos Vila Viniteca y coimpulsor del concurso de cata junto con su socio Siscu Martí.

Entre los 240 catadores, que deben consensuar en pareja el país, la zona de origen, la Denominación de Origen, las variedades de uva, la añada, el elaborador y la marca de siete vinos en la fase clasificatoria y de otros tantos en la final, hay “desde gente que se prepara a conciencia durante todo el año y que va a ganar a los que buscan disfrutar y dialogar porque es una fiesta del vino”.

Incluso algunas de las parejas participantes, entre las que hay fieles desde la primera edición allá por 2007, “han montado pequeños clubes de cata”, por lo que Vila destaca que el Premio Vila Viniteca fomenta la cultura del vino.

Con los vinos propuestos a concurso -normalmente un espumoso, dos blancos, tres tintos y un generoso, “aunque puede cambiar”, advierte- no buscan “crear tendencias en el consumo”, aunque sí ayuden a descubrir “alguna joyita”.

Reconoce su impulsor que este concurso de cata por parejas es “francamente difícil”, pero cuenta con un “nivel buenísimo de los participantes porque hay súpercatadores que conocen profundamente el mundo del vino”.

Este año, se incorpora al jurado como invitada la enóloga Sara Pérez, una de las responsables del “renacimiento del Priorat” y el cartel que lo presenta es, por primera vez, una obra comprada y no encargada a un artista, un dibujo de una copa y tres labios del artista Josep Guinovart.

Con el Premio Vila Viniteca, sus creadores apuestan por un sector que, lamenta Quim Vila, aún no cuenta con suficientes consumidores en España, país que está a la cola en consumo pese a ser “el segundo o tercer productor, en función de las cosechas”.

“Algo no estamos haciendo bien en la industria del vino en la comunicación con la gente joven. La cerveza ha conseguido lanzar un mensaje desenfadado, de fiesta, que nos falta. Habría que cambiar el discurso e involucrar a músicos y artistas, a personas que ellos siguen, para meterlos en este maravilloso mundo”, sugiere. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...