El robo de dos bolsos lleva a detención de dos mafiosos italianos en Madrid

0
105
Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, Madrid

Madrid, (EFE).- El intento de robo de dos bolsos en un centro comercial de Pozuelo de Alarcón ha llevado a la detención de dos jefes de la mafia calabresa, la ‘Ndrangheta, que figuraban entre los prófugos más peligrosos.

La Policía Nacional ha confirmado hoy la detención en Villanueva del Pardillo, una pequeña localidad situada a 35 kilómetros al noroeste de Madrid, de ambos mafiosos.

Según las autoridades italianas, se trata de Rosario Grasso, de 37 años, referente de un clan que domina el litoral tirrénico de Calabria y que forma parte de la ‘Ndrangheta’, y de Giuseppe Di Marte, de 31 años y narcotraficante del clan Cacciola-Grasso de la ‘Ndrangheta’.

Ha sido un nuevo golpe a la criminalidad organizada italiana, después de la detención en la tarde del sábado pasado de uno de los capos de la Camorra napolitana, Marco Di Lauro, el segundo prófugo más buscado, según el ministro de Interior italiano.

Las detenciones se enmarcan en una operación conjunta con los Carabinieri, coordinada por la DDA (Direzione Distrittuale Antimafia) y en la que han participado también los agregados oficiales de enlace italianos en España, dsepués de que los Carabinieri de Regio Calabria solicitaran colaboración para la localización del hijo de un jefe mafioso arrestado anteriormente, ha precisado hoy la Dirección General de la Policía.

Fueron agentes de Pozuelo de Alarcón los que alertaron de la posibilidad de que unos simples ladrones de bolsos fueran buscados por delitos mayores, ya que el 24 de febrero acudieron a un robo en una tienda de moda del centro comercial El Cielo de esa localidad y los presuntos autores, dos de origen italiano y uno uruguayo, entregaron una documentación sospechosa, han indicado a Efe fuentes policiales.

El tercero fue detenido porque constataron que tenía pendiente una orden europea de detención por tráfico de drogas a gran escala entre sudamérica y España, mientras que a los otros les siguieron la pista y pidieron su identificación a las autoridades italianas, al sospechar de que los documentos que llevaban eran falsos a pesar de su aparente autenticidad.

Así, se confirmó que los sospechosos eran mafiosos buscados internacionalmente, tras meses de una difícil búsqueda porque los huidos cambiaban frecuentemente de domicilio y hacía uso de documentación falsa. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here