Dar en adopción a un bebé en Madrid no tiene consecuencia legal para la madre

0
2

Madrid, (EFE).- La Comunidad de Madrid cuenta desde 2010 con un protocolo dirigido a madres que quieran renunciar a sus bebés y darlos en adopción, una posibilidad que en ningún caso permite obtener nada a cambio y que de hecho “no tiene consecuencias legales ni administrativas para la mujer”.

 

Así lo han señalado a Efe fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia del Gobierno madrileño, que explican que cuando una madre, sea extranjera o no, deja a su bebé la tutela pasa inmediatamente a la Comunidad de Madrid.

Los datos de la madre son siempre anónimos y confidenciales y en ningún momento se ponen en conocimiento de la Policía, han añadido a Efe las mismas fuentes.

Según ha asegurado el presidente del PP, Pablo Casado y han confirmado a Efe fuentes desde el Gobierno autonómico, un total de 324 bebés se han dado en adopción mediante este programa, que asegura la confidencialidad “con un encriptamiento para madres y familias adoptantes”, según el ‘popular0’.

El PP ha matizado que con su propuesta solo pretende que el trámite de la adopción no sea un elemento que permita iniciar un proceso de expulsión, y no busca que sea una fórmula para evitar la expulsión si las extranjeras en situación irregular renuncian a sus hijos.

En declaraciones a Efe, el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha puntualizado que su propuesta “no cambia la situación irregular de esa mujer, ni cambia nada” y sólo busca que una mujer en esa situación no tenga miedo a dar su hijo en adopción.

En Madrid las mujeres que deciden no hacerse cargo de sus hijos renuncian a su tutela y filiación al darlos en adopción en el hospital tras haber dado a luz o posteriormente, mediante una llamada al 012 o al 112.

Se trata de un proceso totalmente anónimo y confidencial que impide difundir la identidad de la madre biológica cuyos “datos están sujetos a reserva” y “sólo se recogen en la partida de nacimiento original y documentos del expediente de adopción”, según el protocolo al que ha tenido acceso Efe.

En este texto se señala que antes de tomar esta decisión la madre debe ser informada sobre los recursos de ayuda y sobre los acogimientos temporales. Además, se pide extremar el “cuidado para que nadie presione a la madre a una entrega del niño contra su voluntad o no suficientemente meditada, garantizando su libertad de decisión”.

La manifestación de renuncia se firma en presencia de dos testigos que deben ser profesionales sociales o sanitarios del hospital y en el caso de que la mujer sea menor y no esté legalmente emancipada deberán firmarlo con ella sus representantes legales.

Respecto a las mujeres extranjeras, la Comunidad de Madrid no hace diferenciación sobre la situación administrativa y se limita a señalar que tienen la posibilidad de que se contacte con su familia o sus autoridades consulares para que se hagan cargo de su bebé.

Este jueves los portavoces de la oposición en la Asamblea de Madrid, formada por el PSOE, Podemos y Ciudadanos, han exigido que el PP aclare esta propuesta. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here