Continúa la búsqueda de los asesinos del hombre apuñalado en Vallecas La policía persigue a padre e hijo, del clan de los Visita conocidos como el "Yaqui" y el "Chule"

Destacados / Madrid / Sucesos | 22 de marzo, 2019

Agencias.-  Cuatro días después del asesinato de Francisco D.C, de 64 años, apuñalado tras una discusión por las «cacas de los perros» , los vecinos del Pozo del Tío Raimundo ni olvidan ni perdonan y mantienen cada noche, las concentraciones convocadas a través de las redes sociales, a las puertas de la casa del clan gitano relacionado con el crimen, en la calle Esteban de Carros.

El ataque a la vivienda obligó ayer a desplazar a la zona a mas de 50 agentes de la Unidad de Antidisturbios de la Policía Nacional que realizaron cargas policiales contra los manifestantes para evitar que los incidentes fueran a más.

Durante las protestas, en las que se escucharon gritos como «El Pozo, unido, jamás será vencido» o «No somos racistas» y donde se colocaron varias velas encendidas en la calle a modo de altar, los vecinos denunciaron que este clan, además de ser responsable del asesinato, se dedica al menudeo de drogas en las calles del barrio.

El concejal presidente de Puente de Vallecas y Villa de Vallecas, Paco Pérez, ha hecho este jueves un llamamiento a recuperar “la tranquilidad y la convivencia” en El Pozo del Tío Raimundo, tras el asesinato de un hombre de 64 años el pasado domingo.

En declaraciones a Efe, ha abogado por dejar actuar a los cuerpos policiales para que detengan a los responsables de este asesinato y los pongan a disposición judicial.

“En una segunda etapa, tenemos que revisar los programas dirigidos a fortalecer la convivencia para ver cuáles están fallando y qué otro tipo de medidas de carácter social son necesarias para evitar que estos hechos vuelvan a suceder”, ha admitido Pérez.

Madrid registra una media de treinta homicidios al año, mientras que en Vallecas no se producía ninguno desde el año 2016, ha precisado el edil.

Ha asegurado que en Vallecas y en El Pozo del Tío Raimundo conviven ‘payos’ y gitanos sin problemas, “salvo temas muy puntuales que afectan a personas concretas que tienen un comportamiento incívico que puede facilitar hechos como el que lamentablemente y trágicamente hemos visto esta semana”.

El hombre asesinado y el presunto agresor pertenecen a etnias diferentes, pero el crimen no tiene “connotaciones racistas”, ya que ambos tuvieron una discusión, por los perros de la familia de la víctima, que desembocó en una muerte violenta, ha explicado.

Hoy mismo se ha reunido con vecinos, con organizaciones que trabajan por la convivencia de la comunidad gitana en Vallecas y con la comunidad educativa para examinar la situación.

En este contexto, ha hecho un llamamiento “firme” a que se desconvoquen y se terminen las concentraciones y los actos violentos y a recuperar la convivencia y la tranquilidad como primer paso para solucionar otros posibles problemas en El Pozo del Tío Raimundo.

La Policía continúa investigando el crimen y buscando al presunto culpable, que está identificado pero que no ha sido encontrado en su domicilio desde el domingo.

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...