Madrid aprueba un nuevo protocolo contra el acoso sexual de sus funcionarios

0
98
Ayuntamiento de Madrid.

Madrid, (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha firmado con todos los representantes sindicales un nuevo protocolo específico para casos de acoso sexual o de acoso por razón de sexo u orientación sexual, que prevé confidencialidad hacia los implicados en el caso y da una guía de cómo actuar en estas situaciones.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ha explicado que con este texto de consenso se pretende garantizar la protección de los mujeres y también de los hombres, para que no sean discriminados.

En concreto, el texto del protocolo, al que ha tenido acceso Efe marca que la denuncia puede ser interpuesta por la supuesta víctima o por un tercero y en éste caso es necesario el consentimiento de la persona afectada para seguir con el procedimiento disciplinario.

Además, la tramitación de estos expedientes se rige por el principio de diligencia, el respeto a los derechos de las partes, la confidencialidad, el anonimato, el sigilo o la prohibición de represalias.

Este protocolo marca que cuando hay una denuncia por acoso, la Gerencia de la Ciudad nombra entre varios candidatos al responsable del peritaje, que la víctima puede pedir que sea de su mismo sexo. La investigación tendrá una duración de 30 días hábiles, prorrogables a un máximo de 90.

En el proceso la carga de la prueba recae en el denunciado, que debe probar que no ha habido trato discriminatorio, aunque es obligación del denunciante aportar indicios suficientes.

Finalmente una comisión técnica asesora -formada por la directora general de Relaciones Laborales y Retribuciones, un representante del área de adscripción de la persona afectada, miembros de las organizaciones sindicales y el responsable del peritaje, con voz y sin voto. evaluará si hay indicios de acoso.

Y emitirá un informe en el que de archivarse las denuncias debe justificarse el desestimiento del denunciante o la falta de inicios y en caso contrario se incoará un expediente disciplinario.

Los casos en los que pudiera haberse producido un delito penal se pondrán en conocimiento de la Fiscalía.

Este protocolo hace alusión al acoso sexual, en el que el Consistorio engloba el chantaje, el acoso verbal o con imágenes, el flirteo ofensivo, las insinuaciones y las conductas de intercambio, propuestas hechas por la persona de la que depende el empleo.

En el acoso por razón de sexo o de orientación sexual se alude a un trato desfavorable en relación con el embarazo o la maternidad, la atribución de tareas degradantes o por debajo de la categoría laboral, ridiculizar a quien hace tareas no asociadas a su género o también los chistes y burlas que ridiculicen el sexo, el origen social y étnico, la discapacidad u orientación sexual, entre otras conductas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here