Apuñalada por su marido se niega a declarar en juicio por miedo y amenazas

0
44

Madrid, (EFE).- Una mujer a la que su marido intentó asesinar en Madrid clavándole un cuchillo por la espalda delante de sus hijos de 9 y 11 años se ha negado este jueves a declarar en el juicio «por miedo» y porque podría estar «amenazada» por la familia de él, según fuentes jurídicas cercanas al caso.

Aunque la mujer ha asegurado ante el tribunal que ha tomado la decisión de no declarar sin estar coaccionada y sin miedo, las fuentes apuntan a posibles amenazas por parte del entorno del acusado, porque además ha pedido que tampoco declaren sus hijos, y ha renunciado a las reclamaciones económicas solicitadas para ellos.

En el juicio, la Audiencia Provincial de Madrid juzga a Taoufik M.B., para quien la Fiscalía pide 20 años de prisión y que se ha acogido este jueves a su derecho de no responder preguntas, como presunto autor de los delitos de asesinato en grado de tentativa, maltrato habitual y maltrato psíquico en el ámbito familiar en relación con sus hijos y su mujer.

Según recoge el Ministerio Fiscal, el 18 de febrero de 2018 Taoufik M.B., de unos 40 años, mantuvo una discusión con su pareja, de 27, después de que ésta le comunicara su decisión de abandonarlo, ante lo que decidió matarla «como manifestación de su poder de control sobre su vida en su afán de someterla y constreñir su voluntad».

Taoufik M.B y la víctima estuvieron casados desde 2003 y, durante la relación, él «actuaba con total desprecio y humillación, queriendo controlar su vida, sus finanzas y su forma de vestir y sometiéndola en todo momento mediante insultos, menosprecios, amenazas y castigos físicos como golpes y empujones».

Por ejemplo, una semana antes del presunto intento de asesinato, la Policía tuvo que acudir al domicilio de la familia a causa de una pelea que había derivado en agresiones hacia la mujer, lo que ella finalmente no quiso denunciar.

Así lo corroboraron los padres de la víctima, que viven en Casablanca (Marruecos) y, tras recibir una llamada «desesperada» de su hija dando cuenta de la situación, decidieron venir a Madrid para ayudarla. Días antes, el acusado había llamado al padre de la mujer y le había dicho «que se la iba a mandar en un ataúd a Marruecos».

De hecho, fueron ellos los que consiguieron salvar la vida de su hija. Mientras la abuela materna pedía auxilio a una vecina, el hombre logró reducir al acusado.

La vecina a la que acudieron en busca de socorro, que ha declarado como testigo, ha contado que cuando tocaron a su puerta, encontró a los pequeños, «muy nerviosos», exclamando «¡Mi madre está muerta!», y la vio a ella «tirada en el suelo, inconsciente, y sangrando».

La mujer metió a los niños en su casa «porque no sabía lo que estaba pasando» y llamó a la Policía y a la ambulancia, que tardaron «solo unos minutos», y trasladaron a la víctima al Hospital 12 de Octubre de Madrid al tiempo que arrestaron al agresor.

El Ministerio Fiscal, en su informe, ha insistido en el ánimo de acabar con la vida de la víctima del acusado, que, como apuntó en sus conclusiones provisionales, era la última expresión de Taoufik de imponer su dominio sobre su pareja.

Además, ha considerado acreditado el maltrato habitual y psíquico que sufría la víctima y, por todo ello, ha mantenido la petición de pena de 20 años de prisión para el acusado. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here