El juez rechaza reabrir el 11M al no creer a Villarejo testigo de referencia

Destacados / Madrid / Tribunales | 9 de abril, 2019

Madrid,  (EFE).- El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha rechazado reabrir la investigación de los atentados del 11-M para analizar los últimos datos aportados por el excomisario José Villarejo, ya que ni siquiera considera al expolicía un testigo de referencia de los hechos.

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que el magistrado ha dictado este martes un auto rechazando reabrir el caso para investigar si, como dijo Villarejo, en los atentados de Madrid estuvieron implicados los servicios secretos franceses y marroquíes.

La decisión del juez va en la línea de la Fiscalía Anticorrupción, que también se opuso a reabrir esta causa al no creer la versión de Villarejo sobre la participación de esos servicios secretos en la masacre.

Para el teniente fiscal y portavoz de la Fiscalía, Miguel Ángel Carballo, no cabía abrir una investigación al respecto ante la falta de “verosimilitud” del relato del excomisario.

La Fiscalía emitió su opinión sobre el tema tras la declaración como testigo de Villarejo el 28 de marzo pasado ante el juez del caso Támdem, cuyo juzgado investigó también el 11M, en una comparecencia en la que, según fuentes fiscales, se le hicieron “múltiples preguntas” para precisar sus manifestaciones al constatar que adolecían de “falta de claridad, precisión y verosimilitud”.

El teniente fiscal dudaba de su versión porque se basaba en testimonios de referencias (de terceras personas), “especulaciones, juicios de valor y afirmaciones vagas”.

Cuando Villarejo declaró a petición propia en relación con el 11-M, su abogado, Antonio José García Cabrera, lamentó que el excomisario no hubiera podido tener a su disposición el material que le fue intervenido sobre este asunto -notas suyas y grabaciones- y por eso se ofreció al juez para facilitar a los investigadores el hallazgo de toda esa documentación.

Al ser preguntado el abogado por qué había esperado su cliente quince años para aportar esos datos a la Justicia, señaló que el excomisario, en el marco de su labor policial, recabó información y la puso a disposición de sus superiores, por lo que el uso que se hiciera “no es responsabilidad de Villarejo”.

Tras recibir las cartas de Villarejo en las que relataba su versión del 11-M, el juez dio traslado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para elaborar un informe.

Sin embargo, antes de conocer ese dictamen, el juez decidió tomarle declaración para contar con más elementos de juicio antes de decidir si procedía o no reabrir la investigación sobre los atentados en los trenes de Cercanías de Madrid.

El 11 de marzo de 2004, varios atentados contra cuatro trenes, atribuidos a la red Al Qaeda, causaron la muerte en Madrid a 191 personas y heridas a más de 1.500 personas, principalmente estudiantes y trabajadores españoles y de otras quince nacionalidades. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...