Los seis ediles de Rivas Puede pasan a no adscritos y disuelven el grupo

Municipios / Zona Sur | 13 de abril, 2019

Rivas Vaciamadrid,  (EFE).- Los seis ediles que entraron al Ayuntamiento de Rivas con el grupo Rivas Puede -aunque en febrero modificaron el nombre del partido a Podemos Rivas- han pasado a ser concejales no adscritos, manteniéndose dentro del Gobierno (junto a IU), con lo que el grupo Rivas Puede ha quedado disuelto.

Este movimiento se produce después de que la asamblea de Rivas Puede les expulsara en febrero de la agrupación, al considerar que los seis concejales estaban siendo “arrastrados” por la forma de hacer política de sus “socios” de IU, y no estaban consultando con las bases sus decisiones.

Además, la asamblea de Rivas Puede les “obligaba a entregar sus actas”, algo que han rechazado los seis ediles, que han pasado al grupo de no adscritos mientras mantienen su cargo en la corporación.

Se trata de los exediles de Rivas Puede Vanessa Millán, Antonio Flórez, José María Álvarez, Dorotea Fernández, Carla de Nicolás y Miguel Quesada, aunque éste último no fue expulsado de la candidatura ciudadana al no pertenecer al partido.

Los afiliados a la agrupación con la que llegaron al Ayuntamiento critican en un comunicado que los seis concejales “han incumplido el código ético con el que en su momento se comprometieron”, al haber “desobedecido” las decisiones de la asamblea y “actuado al margen de ésta”.

Entre otras cuestiones, la asamblea de Rivas Puede les reprocha que hayan respaldado la decisión de “privatizar” la construcción y gestión del polideportivo del barrio de La Luna durante 40 años.

Desde Rivas Puede critican que el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, no haya retirado las competencias de los seis concejales de Podemos Rivas en el Gobierno municipal, lo que supone “una violación del pacto antitransfuguismo que en su día firmó IU”.

También insisten en que han denunciado en los juzgados de lo contencioso administrativo el hecho de que, ante la expulsión de Rivas Puede, los ediles mencionados decidieron cambiar el nombre del grupo municipal por el de Podemos Rivas, “partido que no concurrió a las elecciones municipales”.

Ello, concluyen, ha supuesto “un desprecio a la voluntad de la ciudadanía de Rivas”, que votó por Rivas Puede y concedió a esa formación seis concejales.

Unos de los ediles del partido, Antonio Flórez, aseguró, tras su marcha a Podemos, que las personas que dicen estar al frente de la asamblea de Rivas Puede han “usurpado” la figura de esa formación; y argumentó que, por ello, “no consideran legítimas” ninguna de las decisiones que tomen. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...