El Ayuntamiento construye en Carabanchel 184 viviendas que ahorran energía

Economía / Madrid | 13 de abril, 2019

Edificio que alberga las oficinas de la EMVS de Madrid

Madrid,  (EFE).- La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid construye en el distrito de Carabanchel 184 viviendas basadas en un moderno criterio de habitabilidad bioclimática que favorece el ahorro efectivo de energía.

Se trata de dos de las 20 promociones distintas que, con un total de 1.426 viviendas, la EMVS está construyendo en estos momentos en cinco distritos de la capital con criterios de eficiencia energética.

En la primera de las dos, Carabanchel 29, de 159 viviendas, destaca la ventilación cruzada en sus dos edificios de geometría quebrada, que fomentará la relación entre los vecinos y de estos con su entorno, explica el consistorio en un comunicado.

La segunda promoción, Carabanchel 34 Fase II, se está construyendo de una manera que pueda conseguir el máximo soleamiento de los espacios vivideros durante la mayor parte del día.

Las 25 viviendas de este edificio se organizan en un núcleo de comunicación vertical que da acceso a un corredor de distribución, lo que permite que las viviendas sean de ventilación cruzada.

Cuenta con una fachada con aislamiento térmico, preparada para evitar la pérdida de calor, y con sistemas de ventilación mecánica controlada por ventiladores de calor para que haya una calidad del aire óptima.

Se han utilizado medidas como la incorporación de Sistemas de Aislamiento Térmico Exterior (SATE), que minimizan la pérdida de calor a través de la envolvente; el uso de bombas de calor de alta eficiencia, considerada como energía renovable, en la producción de agua caliente sanitaria, alcanzando rendimientos de 400 %; la utilización de equipos de ventilación con recuperación de calor, o la centralización de los sistemas permitiendo un diseño óptimo de los equipos, adecuándose a las necesidades reales de energía de los edificios y reduciendo los costes de mantenimiento.

Además, se integran sistemas de control para optimizar el funcionamiento de las instalaciones, ajustando la generación de energía a la demanda y sistemas de monitorización de las viviendas, para comprobar que las condiciones de temperatura y humedad sean las óptimas.

Todas estas medidas, añade el Ayuntamiento, favorecen el ahorro efectivo de la energía, minimizando los costes para sus habitantes.

Además, hay otras 3.370 viviendas en distintas fases de proyecto y todas se construirán con materiales que permitirán conseguir óptimos niveles altos de eficiencia energética para un ahorro efectivo de las familias y contribuir a hacer de Madrid una ciudad “más limpia y amigable”, concluye la nota. EFE

Temas:

TEMAS RELACIONADOS

Comente este artículo...