Un estudio demuestra que se puede prevenir la descompensación de la cirrosis El trabajo ha sido financiado con ayudas del Instituto de Salud Carlos III

0
18
Para mantener sano el hígado, se recomienda comer frutas y verduras crudas o poco cocidas; beber al menos 2 litros de agua al día; consumir bebidas y condimentos protectores hepáticos como té verde, ajo, cebolla, boldo, eneldo o diente de león.

Barcelona, (EFE).- Un estudio en el que han participado ocho hospitales españoles ha demostrado, por primera vez, que es posible prevenir la descompensación de la cirrosis con betabloqueantes no selectivos (BBNS).

Los hospitales que han participado en el estudio son Sant Pau y Clínic, que lo han liderado, Vall d’Hebron (Barcelona), Arnau de Vilanova (Lleida), Can Ruti (Badalona), Ramón y Cajal, Gregorio Marañón y clínica Puerta de Hierro (Madrid), todos ellos integrados en el CIBERehd (Centro de investigación biomédica en Red, enfermedades hepáticas y digestivas).

El doctor Cándid Villanueva, del Servicio de Patología Digestiva del Hospital de Sant Pau, de Barcelona, ha coordinado el estudio PRESDESCI junto con el doctor Jaume Bosch, del Hospital Clínic-IDIBAPS, también ubicado en la ciudad condal.

Ambos doctores son los autores principales del artículo publicado en la revista científica “The Lancet” sobre esta investigación.

Hasta ahora, ninguna medicación había conseguido prevenir la descompensación de la cirrosis, una situación que puede derivar en una enfermedad grave, con complicaciones y hospitalizaciones repetidas e incluso con la necesidad de un trasplante hepático.

La trascendencia del estudio radica en que demuestra por primera vez que los fármacos beta-bloqueantes no selectivos (BBNS), como el propranolol y el carvedilol, permiten prevenir la descompensación clínica de la cirrosis en pacientes asintomáticos con alto riesgo de descompensación, manifestado por la existencia de hipertensión portal clínicamente significativa.

Los ocho hospitales han examinado, a lo largo de cinco años, 631 pacientes con cirrosis compensada, de los que finalmente se incluyeron en el estudio 210.

La aparición de ascitis (acumulación del líquido en el peritoneo) fue la forma de descompensación observada con más frecuencia en el estudio y los BBNS disminuyeron en un 56 % el riesgo de desarrollarla.

Los autores han considerado que todo esto “confiere al estudio un gran impacto clínico ya que hasta ahora ninguna medicación había conseguido prevenir la descompensación de la cirrosis”.

Además, el tratamiento con BBNS es seguro y muy económico, lo que facilita mucho su uso, han precisado.

El trabajo ha sido financiado con ayudas del Instituto de Salud Carlos III. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here