Sánchez y Casado hacen su última llamada al voto para liderar los dos bloques La economía y el conflicto en Cataluña han dominado la campaña en Twitter

0
24
El presidente Pedro Sánchez

Agencias.- La campaña electoral llegó a su fin este viernes con todos los candidatos apurando su última llamada al voto, que en el caso de Pedro Sánchez y Pablo Casado tiene un claro objetivo: Acabar fuertes el domingo, como líderes incontestables de sus respectivos bloques, para buscar aliados que les lleven a La Moncloa.

Porque a pocas horas de las elecciones la incertidumbre sobre el resultado sigue siendo muy alta, y es imposible predecir si habrá una suma a derecha o izquierda que haga posible una investidura.

El presidente del Gobierno se ha dirigido a los indecisos que duden entre votar al PSOE, Podemos o Ciudadanos, para que apuesten por los socialistas porque enfrente, en el “bloque de la involución”, los votantes no tienen dudas, ha advertido.

A lo largo de la jornada ya se había dirigido a los indecisos que duden entre votar al PSOE, Podemos o Ciudadanos, para que apuesten por los socialistas porque enfrente, en el “bloque de la involución”, los votantes no tienen dudas, ha advertido.

Pero por otro lado, ha dicho que “la cosa pinta bien” y ha tirado de su lema de fin de campaña, “Estamos muy cerca”, para pedir a sus votantes que no se queden en casa.

Sánchez ha vuelto a alertar de que ganar no significa gobernar y ha apostado por un Gobierno del PSOE “con independientes de prestigio y progresistas”.

Aunque no esconde su entendimiento con Podemos, el líder del PSOE ha querido lanzar, en el acto de cierre de campaña en Valencia, un mensaje a Albert Rivera: “Ciudadanos ha dejado el centro y la derecha y ha abrazado a la ultraderecha en un ejercicio de sectarismo que va a pagar caro el próximo domingo”.

Pablo Casado al referirse a Vox, el partido que puede entrar con mucha fuerza en el Congresos a costa de llevarse sobre todo votos de los ‘populares’ ha dicho :”Si al final Vox y Ciudadanos tengan diez escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura”, ha dicho.

Después, en el mitin de Valencia, ha avisado de que votar a Vox o a Cs supone hacerle un “un favor” a Sánchez y a sus “socios” de Podemos y nacionalistas. “No nos pisemos la manguera”, ha dicho.

Simpatizantes de Ciudadanos y de Vox, con todos mis respetos, si no les importa que pueda seguir gobernando Sánchez, sigan votando a Vox y a Ciudadanos”, ha señalado Casado, quien incluso ha tirado de ironía para animar a votar “directamente” al presidente del Gobierno y ahorrarse así “los intermediarios”.

A Albert Rivera no le ha gustado nada que Casado haya sugerido ya, antes de las elecciones, la posibilidad de que Vox entre en el Gobierno.

“Es “una falta de respeto repartirse los ministerios” cuando “a lo mejor” algún partido “se desinfla y no ganamos”, ha dicho.

“Una campaña electoral no puede ir solo de votar en negativo”. Con esa frase, Pablo Iglesias ha lanzado su reproche de este final de campaña a Pedro Sánchez.

Y ha vuelto a advertir de que el líder socialista podría acabar aliándose con Ciudadanos, para señalar que muchos progresistas se han dado cuenta ya de que votar al PSOE “no es una garantía” de que se van a aplicar políticas de izquierdas.

Y en la capital cerró campaña al igual que Pablo Casado,  el líder de Vox, Santiago Abascal.

Abascal ha elegido la emblemática foto de Colón, la misma en la que hizo la pegada de carteles y famosa también por su foto junto a Casado y Rivera.

Un lugar en el que una hora antes el mitin de cierre han irrumpido tres activistas de Femen con el pecho descubierto, para expresar su protesta ante las políticas que defiende la formación de extrema derecha.

Ante miles de personas, el presidente de Vox se ha mostrado convencido de que domingo van a “espantar” de La Moncloa a los “traidores sin escrúpulos” y ha insistido en su partido es el único capaz de garantizar la unidad de España y la libertad de los españoles.

La economía y el conflicto en Cataluña han dominado la campaña en Twitter

La economía no solo ha sido el tema que más ha predominado en redes durante los debates televisados, sino también el más comentado a lo largo de la campaña con un 23 % de presencia entre los asuntos más destacados, seguido del conflicto político catalán (18 %) y la seguridad ciudadana (14 %).

Así consta en la clasificación que hace la empresa de monitorización Séntisis de los asuntos de ámbito político más comentados durante las últimas dos semanas en la red social Twitter, desde que empezó el período de campaña electoral.

A esas tres temáticas se suman la corrupción, que representa el 11 % de la conversación tuitera en torno a los asuntos de la campaña; el feminismo (10 %); la política social (10 %); el empleo y las leyes (4 %); y la migración y la educación (3 %).

De los cinco principales, los asuntos concretos que más suscitaron los comentarios de los usuarios en materia económica fueron las propuestas de Vox para privatizar el sistema de pensiones.

En cuanto a la situación de Cataluña, el hipotético pacto que podría formar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los partidos independentistas ha generado un mayor número de menciones, así como la quema de un muñeco del expresidente catalán Carles Puigdemont, que generó uno de los picos de conversación más altos.

La propuesta de Vox de que la ciudadanía pueda portar armas ha sido uno de los aspectos más discutidos en la plataforma en materia de seguridad ciudadana.

Otra posición comprometida que ha causado un gran revuelo durante la campaña ha sido la de la cabeza de lista del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, respecto al consentimiento en casos de abuso sexual durante un debate celebrado en RTVE.

Y del tema de la corrupción, destacan las cloacas del Estado que denuncian constantemente desde Unidas Podemos.

Así, el candidato de Vox, Santiago Abascal, es el que más retuits ha conseguido desde el 12 de abril, cuando dio comienzo la campaña electoral, aunque es también el que más ha escrito en Twitter, el doble que el resto de aspirantes: 434 mensajes propios o rebotados de otros perfiles con 829.797 retuits.

En segundo lugar en cuanto a número de mensajes compartidos se sitúa el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que ha tuiteado 202 mensajes en este período y ha obtenido 243.182 retuits. Es, además, el candidato con más seguidores en esta red (2,29 millones).

Le sigue Sánchez, con 88.327 retuits a sus 136 mensajes totales, y a continuación el líder del PP, Pablo Casado, que registra 84.899 de los 231 tuits que aparecían en su perfil hasta el comienzo de la última jornada de la campaña.

Por último, el presidente de Cs, Albert Rivera, ha obtenido 77.240 retuits de los 114 mensajes que ha escrito o compartido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here